martes, 18 de junio de 2019

Receta crema fría de guisantes con menta

Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos,
¿No os parece que el guisante está un poco olvidado en nuestra dieta? Al menos como protagonista, casi siempre se cocina con jamón o bien como parte de otros platos como la salsa jardinera. Pero el guisante puede dar mucho de si y además está cargado de propiedades. Aunque pensemos que se trata de una verdura, lo cierto es que los guisantes son realmente una legumbre muy saludable, como todas ellas y gran aliada de una buena salud cardiovascular. Contiene una alta proporción de vitamina C y K y también buena parte de A y B1. En cuanto a los minerales destaca el hierro, fósforo, cálcio y magnesio. Son una fuente importante de hidratos de carbono, proteínas y fibra que ayuda a la reducción del colesterol en sangre y regula los niveles de azúcares, lo que los hace aptos para las dietas bajas en azúcares, ya que aportan glucosa de forma gradual al organismo manteniendo el índice glucémico sin "picos" gracias a los inhibidores de amilasa pancreática que prorporcionan al organismo.
Ya hemos visto algunas de sus propiedades pero ¿y lo ricos que están? Hoy les vamos a dar protagonismo con esta deliciosa receta de Crema fría de guisantes con menta, muy fácil de hacer, deliciosa y digestiva y, además, fresquita para los días calurosos que se avecinan. Sin más, vamos a ver cómo prepararla.

Ingredientes para unas 4 personas 
Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos,

-850 g de guisantes congelados
-2 cebollas dulces pequeñas
-1 puerro
-1 litro de caldo de verdura casero
-Perejil
-Menta
-Cebollino
-Cúrcuma
-Sal, pimienta y AOV

Ingredientes para la crema agria (opcional)

-2 cucharadas de queso cremoso (en mi caso sin lactosa)
-Vinagre de sidra
-Limón
-Sal

Procedimiento:

Lavamos muy bien el puerro, prácticando una cruceta en la parte superior para quitar toda la tierra. Picamos y hacemos lo mismo con las cebollas. Ponemos un poco de AOV en una cacerola incorporamos el puerro y la cebolla y sofreímos. Mientras, calentamos el caldo hasta punto de ebullición. Cuando tengamos doradas las cebollas y el puerro echamos el caldo y dejamos que hierva de nuevo e incorporamos los guisantes. Añadimos sal, una cucharadita de cúrcuma y pimienta la gusto. Contamos desde que vuelva a hervir unos 5 minutos.
Vamos picando el perejil, la menta y cebollino, reservando de este último un poco para decorar.
Pasados los 5 minutos retiramos del fuego y añadimos las hiervas picadas.
Trituramos con batidora y pasamos por pasapuré o chino. Rectificamos de sal y pimienta y metemos a la nevera al menos 2 horas antes de consumir.
Servimos muy fría con cebollino picado y unas gotas de crema agria.

¿Cómo preparar la crema agria?

Es muy sencilla, tan solo tenéis que poner el queso en un recipiente y añadir un poquito se sal, vinagre y zumo de limón. Empezar a batir rápido y veréis como coge cuerpo y consistencia. Probad para rectificar de sal, vinagre o limón.

Consejos:

Esta crema fría de guisantes con menta también se puede consumir caliente o templada, acompañada de huevo cocido, croutons o lo que más os guste.
Se puede dejar sin pasar por el chino, pero la textura será más "basta".
No cocinéis en exceso los guisantes, perderían nutrientes y para esta receta con los cinco minutos que os indico es más que suficiente.
No so pongo cantidades de menta por que es un sabor fuerte y debéis adaptarlo a vuestro gusto- Es mejor echar poco a poco sin pasarse y poder añadir más tarde. Para que os hagáis una idea yo le puse como 2 ramitas.

Espero que os haya gustado y que preparéis esta riquísima Crema fría de guisantes y menta que seguro que también gustará a los más peques de la casa.

Un abrazo, Alicia.

Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos,

martes, 11 de junio de 2019

Batido de mango chai sin lactosa ni azúcares añadidos

sin lactosa, sin azúcares añadidos, sin gluten, delicioso, batidos naturales,
¿Os apetece una merienda saludable y cargada de energía para después de un duro día de trabajo? Como imagino que la respuesta es sí, os presento mi Batido de Mango Chai. Para aquellos que os guste el sabor de las frutas tropicales y además el toque exótico de las especias os aseguro que es delicioso. Fácil de preparar, con ingredientes que solemos tener en casa y con un sabor increíble. Además, no contiene azúcares añadidos, gluten ni lactosa, por lo que es sano y fácilmente digerible.
Os describo los ingredientes y cómo prepararlo.

sin lactosa, sin azúcares añadidos, sin gluten, delicioso, batidos naturales, Ingredientes para 2 vasos grandes:

- 150 ml de bebida vegetal
- 300 g de yogurt vegetal
- 1 mango maduro pequeño
- Chai: canela, jengibre, pimienta negra, nuez moscada, cúrcuma y clavo al gusto
- Copos de avena integral suave sin gluten
- Dátiles para endulzar opcionales



Preparación:

Pelamos el mango y lo troceamos. Echamos en batidora de vaso primero la bebida vegetal (en mi caso de avena) y el yogurt (en mi caso de avena pero puede ser de soja o con/sin lactosa si tomáis lácteos), añadimos el mango y batimos. Una vez conseguida una textura cremosa, añadimos las especias al gusto y volvemos a batir. Probamos para rectificar la intensidad de las especias o el dulzor. Adornamos con unos copos de avena (sin gluten en mi caso).
Si el mango está lo suficientemente maduro, no suele hacer falta añadir los dátiles. Ya depende de cómo os guste de dulce.

Consejos:

Os aconsejo beberlo bastante frío. Si os ha quedado un poco espeso para vuestro gusto, podéis añadir más bebida vegetal. Si queréis añadir los dátiles, os aconsejo ponerlos en remojo en agua durante al menos 1/2  a 1 hora, si no os habéis acordado de hacerlo previamente, está el socorrido truco de ponerlos en un poco de agua caliente para que se hidraten más rápido.

Espero que os haya gustado la idea y os animo a comentar que os ha parecido.

Un abrazo Alicia.


sin lactosa, sin azúcares añadidos, sin gluten, delicioso, batidos naturales,

martes, 4 de junio de 2019

Zumo de agua de coco, manzana, espinacas y lima

zumo fruta, verdura, sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, fresco, hidratante, saciante


¡Hola de nuevo! Con estos días de calor, apetece hidratarse mucho más y tomar cositas más frescas. Por eso, los smoothies o zumos de frutas naturales son súper apetecibles y además de sanos están muy muy ricos. Hoy os traigo un delicioso y refrescante zumo de agua de coco, manzana, espinacas y lima.
Con las espinacas frescas, vamos a aportar al organismo vitaminas del grupo B, además de vitamina C, A, E y K y minerales entre los que destacan el magnesio, calcio y potasio. El agua de coco nos va a aportar mucha hidratación gracias a los electrolitos que contiene, por lo que este zumo también es ideal después de una intensa sesión de entrenamiento. La cucharadita de psyllium, es opcional ya que no aporta sabor, pero si es una fuente importante de fibra y nos ayuda a limpiar el organismo y en la digestión. Además, es muy saciante, por lo que se usa con bastante regularidad en dietas de adelgazamiento.
El zumo lo podéis preparar de varias maneras en función de los aparatos que tengáis en casa. Lo ideal es una licuadora, pero si no tenéis podéis perfectamente triturarlo en batidora de vaso y si no os gusta la textura colarlo con un chino o colador. Yo también uso un vasito que lleva incorporado un filtro en el que se pone la batidora de mano y, ala vez que bates, lo va colando.
Vamos a ver los ingredientes necesarios.

zumo fruta, verdura, sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, fresco, hidratante, sacianteIngredientes para dos zumos:

-Dos medidas del vaso elegido para tomar el zumo de agua de coco sin añadidos
-El zumo de media lima
-1 manzana grande
-1 puñado de espinacas frescas
- Jengibre fresco al gusto
-1 cucharadita de psyllium (opcional)

Preparación:

Lavamos bien las espinacas, escurrimos  y troceamos. Pelamos la manzana y la troceamos. Cortamos un trocito de jengibre freso y lo pelamos. Echamos todos los ingredientes, excepto el psyllium,  en el vaso de la batidora. Primero echamos el agua de coco y luego el resto. Una vez colado el zumo echamos la cucharadita de psyllium y removemos bien. Y ya lo tenéis listo para degustar. Si lo preferís más dulce podéis echar un poquito de xilitol o sirope de ágave.

Espero lo preparéis y disfrutéis. Si queréis podéis dejarme los comentarios y/o sugerencias más abajo , siempre son bienvenidos.

Un abrazo. Alicia.

lunes, 3 de junio de 2019

Gachas de avena con arándanos, frutos secos y semillas

Avena sana, porridge, gachas avena, frutos secos, arándanos, desayunos sanos, desayuno equilibrado, energía


¡Pero qué ricas están! En casa no nos cansamos de ellas. Son sanas, equilibradas y proporcionan energía extra para aguantar toda la mañana. Tampoco nos cansamos de repetir la importancia de un desayuno completo antes de salir de casa a nuestras labores diarias. Con este sencillo, pero a la vez muy versátil desayuno, podéis conseguir gran parte de la cantidad diaria recomendada de minerales (magnesio, cobre, hierro, zinc..) y vitaminas (del grupo B). Sin apenas calorías, rica en antioxidantes y muy digestiva, la avena es la reina de los desayunos sanos. Si además la completáis con semillas, frutos secos y fruta fresca se convierte en el mejor desayuno. Súper fácil de preparar, solo tenéis que dedicar 3 minutos y un poquito más de tiempo para que se enfríe para lograr este tesoro alimenticio. 

Vamos a ver cómo prepararlas.

Avena sana, porridge, gachas avena, frutos secos, arándanos, desayunos sanos, desayuno equilibrado, energía
Ingredientes para una ración:
- 1 taza de bebida vegetal (avena, quinoa, arroz...)
- 3 cucharadas colmadas de avena fina integral (en mi caso sin gluten)
- Arándanos frescos
- Frutos secos al gusto
- Semillas trituradas (en mi caso lino y chía)

-Canela al gusto

Preparación:
Ponemos la bebida vegetal en un cazo y añadimos la avena. Removemos y dejamos cocer a fuego medio aproximadamente 2 minutos. Volcamos en un recipiente y dejamos reposar. La avena doblará su volumen y espesará bastante la bebida. Echamos las semillas y lavamos los arándanos que incorporaremos junto los frutos secos.


Consejos:

Podemos añadir muchos y diferentes complementos que harán de nuestras gachas un desayuno diferente cada día: maca, cúrcuma, cacao puro, algarroba, todo tipo de frutas limpias y troceadas..

Os aconsejo esperar como 5-10 minutos una vez volcadas al recipiente, queman y guardan mucho el calor. Mientras podéis ir arreglándoos, echándoos vuestras cremitas, etc...así que no hay excusa para no desayunar sano y de forma natural, sin bollería industrial cargada de azúcares, colesterol y grasas saturadas.

Estas gachas también pueden prepararse con quinoa en copos, aunque el sabor es diferente y más marcado.

Para los más golosos, si queréis un toque extra de dulzor podéis incorporar dátiles, uvas o ciruelas pasas o incluso un poquito de sirope de ágave o arroz.

Un abrazo a tod@s. Alicia


Avena sana, porridge, gachas avena, frutos secos, arándanos, desayunos sanos, desayuno equilibrado, energía





viernes, 31 de mayo de 2019

Crema de calabaza con castañas, manzana y jengibre

Crema de calabaza y castañas y jengibre sin gluten, sin lactosa


¡Hola de nuevo! Por el título y la pinta parecería más una receta de invierno u otoño que de esta preciosa estación de primavera. Pero está tannnn buena que da igual cuando la comamos. Además no os preocupéis por no encontrar los ingredientes, ya que tanto la calabaza como las castañas se venden en cualquier estación. Las castañas las venden en bolsitas ya peladas y cocidas (como las del Mercadona que os pongo en la foto de abajo) o bien las venden  desecadas y solo tenemos que hidratarlas.
La crema es deliciosa, tiene ese sabor dulzón propio de la calabaza y zanahoria que contrasta a la perfección con el ligero toque picante del jengibre. Os aseguro que no os defraudará. Vamos a ver cómo se hace y los ingredientes. ¡Muy fácil de verdad!

Ingredientes para 4-5 personas:

-500 g de calabaza
-2 ó 3 zanahorias grandes
-Unas 10 castañas cocidas
-1 manzana grande
-1 cebolla dulce grande
-1 puerro grande
- Un trocito de jengibre fresco
- 1 1/2 litro de caldo casero de verduras
- Sal, aceite de oliva, cúrcuma

Elaboración:

En una olla ponemos a calentar un poco de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla junto al puerro, bien lavado para evitar los restos de tierra (ver consejos). Mientras, vamos cortando el resto de verduras. Cuando la cebolla y el puerro estén transparentes agregamos la zanahoria, la calabaza, la manzana y el trocito de jengibre. Rehogamos bien y, cuando estén listas, echamos la sal y la cúrcuma. Removemos y agregamos el caldo que previamente habremos calentado. Dejaremos cocer durante unos 20-30 minutos (ver consejos abajo). Tras la cocción, trituramos con la batidora y rectificamos de sal si es preciso. Podéis servir con croutons (los hay sin gluten) , perejil, un chorrito de aceite de sésamo, semillas variadas, lo dejo a vuestra imaginación.

Crema de calabaza y castañas y jengibre sin gluten, sin lactosa

Consejos: Para lavar el puerro tenemos que hacer una cruz en la parte superior después de haber cortado un poco las hojas. Lavadlo muy bien bajo el grifo, no queremos que la tierra eche a perder nuestra maravillosa crema. Si preparáis la crema en una olla tradicional, tendréis que usar algo más de caldo que en una exprés, en la que con cubrir las verduras será suficiente.

El tiempo de cocción en la olla normal es de 30 minutos, en la exprés será desde que empiece a salir el vapor 10 minutos (en total unos 15-20 min.), Para mi gusto queda mucho más rica en la olla tradicional.

Si queréis la crema más fina, podéis pasarla por pasapuré o el chino después de triturarla con la batidora.
Si veis que ha quedado demasiado espesa añadir un agua templada sin pasarse, poco a poco.

Espero que os guste la receta y me comentéis cualquier duda o sugerencia. Os invito a probarla, de verdad que no os arrepentiréis, está muy muy rica dicho por todos mis comensales ;).
Un abrazo a tod@s y nos vemos de nuevo por El Arte de cuidar T. Alicia.

miércoles, 29 de mayo de 2019

Helado casero de frambuesa sin azúcar añadido ni lactosa

helado casero, frambuesas, sin azúcar, sin lactosa, sin gluten
¡Ya tenemos el calor encima y lo que más nos apetece es un heladito! Pero cuando miras la composición de muchos de ellos se te quitan las ganas. Y ¿qué hay de aquellos que no podemos tomar lactosa o azúcares? pues que las limitaciones de sabor son enormes, a parte de la composición que mejor ni mencionarla. Por eso y por que queremos cuidar nuestra alimentación hay muchas alternativas completamente naturales y que no sacrifican el sabor en el intento. Os traigo la receta de un delicioso helado de frambuesas que además de riquísimo no lleva azúcares añadidos ni lactosa. Es muy simple de hacer y, en principio, no hace falta heladera. Si es cierto que el resultado no es el mismo, pero está igual de bueno, cambia un poco la textura (es como más cristalizada) pero más abajo os indico cómo hacerlo para que quede estupendo.

Ingredientes para 800 g aproximadamente de helado:

-300 g de frambuesas
-200 ml de leche de coco pura (sin aditivos fijaros en la etiqueta)
-10 dátiles sin hueso
-2 plátanos medianos maduros
-1/2 cucharadita de vainilla en polvo pura
-2 ó 3 cucharadas de manteca de anacardos (si no tenéis triturad unos 50g de anacardos)
-Zumo de un lima pequeñita
-Pistachos al gusto.
-Unas hojitas de menta fresca.

Preparación:

El día de antes de la preparación, cortamos los plátanos en trozos, los ponemos dentro de una bolsa de congelar y los metemos en el congelador. Hacemos lo mismo con las frambuesas previamente lavadas y escurridas.
helado casero, frambuesas, sin azúcar, sin lactosa, sin gluten
Al día siguiente, comenzamos colocando los dátiles en agua caliente al menos durante media hora. Ponemos todos los ingredientes en una batidora potente de vaso y los batimos hasta conseguir una viscosidad muy cremosa.
Echamos en un envase que se pueda meter en congelador y lo dejamos al menos 5 horas removiendo cada cierto tiempo (cada 10 minutos al principio y después de la primera hora cada 30 minutos) para evitar que se formen pequeños cristales (ver nota más abajo).
A la hora de servir picamos los pistachos y los añadimos por encima y ponemos unas hojitas de menta.
Una cosa que descubrimos por casualidad, fue que al probar el helado mezclado con la menta estaba todavía más sabroso, así que creo que quedaría muy rico si picáis un poquito y lo mezcláis, pero eso ya lo dejo a vuestro gusto.


Nota: Al ser totalmente natural y no contener azúcares los helados naturales tienden a congelarse y cristalizar, por eso os explicaba el proceso de remover el helado. Además de esto tendremos que sacar el helado aproximadamente media hora antes de consumirlo.

viernes, 24 de mayo de 2019

Batido de fresas, frambuesas y menta sin azúcar ni lactosa

sin azúcar, sin gluten, fruta temporada, fresas, frambuesa, menta

Buenos días amig@s, después de un largo tiempo sin publicar, por problemas personales y falta de tiempo :(
volvemos con más fuerza y ganas, pediros disculpas por el "abandono". Seguimos en temporada de fresas que, como sabéis aquellos que habéis seguido mis recetas, es una de mis frutas favoritas y es tan versátil que podemos prepararla de mil y una maneras.
Hoy os traigo un exquisito batido, refrescante y nutritivo a base de fresas y frambuesas. Sin más demora os pongo los ingredientes y pasos para hacerlo.

Ingredientes para unos 3 vasos de batido:


-90 g de frambuesas
-250 g de fresas maduras. Unas pocos tres unidades más si queréis hacer la brocheta con chocolate.
-500 ml de bebida vegetal a vuestro gusto. Yo usé de arroz sin azúcar.
sin azúcar, sin gluten, fruta temporada, fresas, frambuesa, menta-4 dátiles o podéis añadir más si os gusta más dulce.
-Unas 18 hojitas de menta y alguna más para decorar.
-Chocolate puro para fundir.

Preparación:

Os aconsejo que los ingredientes estén bien fríos.

1-Ponemos un ratito los dátiles en agua templada.
2-Lavamos muy bien las fresas, frambuesas y  hojas de menta y           dejamos escurrir sobre papel secante.
3-Echamos todos los ingredientes, excepto la menta,  a una batidora de vaso potente y batimos hasta que estén bien triturados.
4-Empezamos a añadir poco a poco las hojas de menta y seguimos batiendo. Lo hacemos así para ir probando la intensidad. Yo le puse unas 18 hojitas pequeñas, pero lo dejo a vuestro gusto.
5- Para los que vayáis a hacer la brocheta, buenísima por cierto, poned el chocolate (con unas tres onzas grandes es suficiente) al baño María para derretirlo. Ensartamos 3 fresas en un palito de brocheta y regamos por encima con el chocolate.
6-Decoramos con hojas de menta y ¡a disfrutarlo!

Gracias por vuestra atención. Un abrazo. Alicia.

viernes, 4 de mayo de 2018

Tarta de aguacate con limón crudivegana especial para las mamás

Tarta de aguacate con limón crudivegana
¡Buenos días! Se acerca el fin de semana y además es especial, puesto que el domingo es el día de la madre, por cierto mis felicitaciones a todas (nos las merecemos con creces jejeje) Así que si queréis sorprenderla con una pedazo de tarta riquísima y, lo más importante, sana y natural podéis preparar la que os propongo hoy: Tarta de aguacate y limón. Es un tarta  crudivegana, es decir, no incorpora ningún proceso de calor y ningún ingrediente de origen animal. La ventaja, como he comentado en otras ocasiones, es que al no someterse a ninguna fuente de calor aprovechamos al máximo las propiedades y beneficios de todos los ingredientes.
Desde el punto de vista nutricional, al estar hecha de aguacate, es una fuente de vitamina E, de ácido fólico, vitamina C, vitamina k entre otras y fibra aunque la lista podría continuar mucho más.
Los frutos secos nos van aportar también omega 9, calcio, vitamina A, vitaminas del grupo B, magnesio, hierro...en fin  una fuente de energía saludable y exquisita.
Existe un gran tabú con respecto al aguacate en relación a las grasas que contiene y se da por supuesto que engorda. No olvidemos que la grasa del aguacate y también la de los frutos secos es mono-insaturada, es decir beneficiosa para la salud y necesaria. Son muchos los beneficios de estas grasas, desde ayudar a bajar los niveles de colesterol malo en sangre (LDL), mejoran la circulación sanguínea, regulan la tensión arterial beneficiando a nuestra salud cardiaca, ayudan a reducir los triglicéridos, mejoran aspecto de piel y cabello y muchos más beneficios que hacen de esta fruta y los frutos secos imprescindibles en nuestra dieta.
Lógicamente, como todo, se deben consumir en la proporción adecuada.
Después de ver todas las propiedades, os pongo los ingredientes y cómo se prepara. ¡Vamos a ello!

Ingredientes:

Base:

-130 g de frutos secos
Tarta de aguacate con limón crudivegana -10 dátiles sin hueso
-20 g de coco rallado (opcional)
-2 cucharadas de aceite de coco virgen   a temperatura ambiente
-50 g de copos finos de avena integral   sin gluten
-Canela al gusto


Crema:

-5 aguacates medianos
-3/4 de taza de anacardos
-1 cucharada de psyllium
-50 g de aceite de coco a temperatura   ambiente
-8 ó 10 dátiles sin hueso
-1 cucharadita de vainilla en polvo
-El zumo de una lima o limón (según prefiráis)
-Bebida vegetal del gusto que queráis
-Sirope de agave (opcional)

Materiales:

Un molde de tarta desmoldable y un buen procesador de alimentos.

Preparación:

La noche anterior ponemos en remojo todos los dátiles y los frutos secos (en mi caso avellanas, nueces, anacardos y almendras). Os resultará menos complicado para la elaboración posterior, hacerlo por separado dividiendo los ingredientes entre base y crema.
Al día siguiente, pesamos la avena y  un paso opcional es tostarla ligeramente en una sartén y molerla posteriormente. Si queréis completamente cruda la tarta obviar este paso y solo moler los copos. Una vez molida la avena, molemos los frutos secos a los que incorporaremos los 10 dátiles de la base y volvemos a moler todo junto. En un bol mezclamos la masa de frutos secos y dátiles, los copos de avena molidos y el resto de ingredientes de la base. Lo mezclamos todo bien y conseguimos una masa similar a la de las galletas con las que se suele hacer la base de estas tartas. Forramos el molde con papel de hornear o encerado y volcamos la masa, la extendemos bien  y metemos el molde al congelador.

Ahora continuamos con la crema. No os engaño cuando os digo que es necesario un buen procesador para este paso. Yo tengo una batidora de vaso bastante potente pero me costó mucho lograr que batiera bien. Por eso en los ingredientes de la crema os pongo bebida vegetal, porque normalmente estas batidoras sin un poco de líquido son incapaces de hacer su trabajo. En el caso de la mía, le fui agregando poco a poco la bebida vegetal (de avena) aproximadamente como  medio vaso, pero si tenéis un buen robot creo que este ingrediente os sobrará.
Pelamos y troceamos los aguacates añadiéndolos al procesador junto con el aceite de coco y el zumo de limón o lima.  Una vez lograda una masa, agregamos los dátiles  troceados y volvemos a batir. Añadimos los anacardos remojados y batimos. Por último incorporamos la vainilla en polvo  y la cucharada de psyllium (que nos va a aportar consistencia y mucha fibra). Finalmente probamos la dulzura y, en el caso de que os guste más dulce, rectificamos añadiendo sirope de agave.

Sacamos nuestra base del congelador y sin desmoldar, extendemos nuestra crema. Aplanamos con una lengua de silicona y metemos al congelador mínimo 8 horas, yo la dejé toda la noche. Al día siguiente la desmoldamos y la metemos en la nevera para que vaya descongelando. Podéis decorar con lo que más os guste, limón y menta como yo, fresas, granadas...

Tarta de aguacate con limón crudivegana

La tarta no es muy duradera, el aguacate se oxida rápido a pesar del zumo de limón. Como mucho os aguanta en perfectas condiciones 3 días. Aunque después el sabor sigue siendo rico, el aspecto ennegrecido no la hace tan atractiva. Está claro que por los ingredientes que lleva, el trabajo y lo que dura es una tarta para ocasiones especiales, pero os aseguro que está muy rica y ¡vuestras mamás lo merecen!

Como siempre, espero que os haya gustado y que la preparéis. Pasad un buen fin de semana. Un abrazo

Fotografía: Helena Miralles
https://www.facebook.com/helenamirallesfotografia/?ref=br_rs


viernes, 27 de abril de 2018

Smoothie de plátano y melón Galia

¡Buenos días de nuevo! Seguimos con los sabrosos y nutritivos smoothies. Aprovechando que unos familiares han viajado a Almería y han traído unos maravillosos melones Galia, he preparado este riquísimo batido que es dulce y apetitoso.

Como sabéis, el melón Galia es de un intenso color verde en su interior y amarillo en el exterior. Esto se debe a que en un cruce de dos especies distintas. Quizá, es la variedad de melón más dulce que existe y, al igual que las demás, tiene un alto porcentaje en agua (alrededor del 85-90%), contiene vitamina C, ácido fólico, betacarotenos, vitamina A, bajo contenido en sodio y, sobre todo mucho potasio, que es diurético.
La fibra de los melones Galia es un excelente aliado para las persona que sufren de estreñimiento y, si además, le añadimos el Psyllium (que ahora os hablaré de él) hacemos que este batido sea una altísima fuente de fibra. Eso sí,  al llevar además incorporado plátano, no es muy aconsejable para dietas bajas en azúcares, o al menos consumirlo con mucha moderación y control.

Como os decía, he añadido una cucharadita de cáscara de Psyllium o cáscara molida de Plantago ¿lo conocéis? El Psyllium se utiliza para personas con problemas de estreñimiento crónico, fisuras y hemorroides anales ya que absorbe el agua creando mucílagos (una especie de gel que podemos observar también en las semillas de chia o el lino) formando una masa blanda no irritable que ayuda a eliminar las heces. Pero no os asustéis, ni tiene un aspecto ni gusto gelatinoso, ni ningún sabor, por lo que para las personas con este problema que no soporten la gelatina de la chia o el lino es perfecto. Pero su uso va mucho más allá. El Psyllium es ideal para desintoxicar el organismo, es una ayuda para bajar los niveles de colesterol LDL (malo) y, además,  al no contener gluten, su uso se está extendiendo en la elaboración de panadería y pastelería sin gluten gracias a su poder espesante y aglutinador que le falta a este tipo de masas.

Hay que tener cuidado con la cantidad que tomemos, lo normal es una cucharadita y se puede aumentar gradualmente en el caso de que lo necesitéis. Algunas personas experimentan algo de gases al inicio de tomarlo, aunque es algo totalmente normal, en mi caso no he notado ningún malestar.Os animo a seguir informándoos de todas las utilidades que se le pueden dar al Plantago y os quedaréis sorprendidos. Se puede comprar en cualquier herbolario y el precio no es excesivamente alto y cunde mucho.

Bueno no os entretengo más y paso a poneros la lista de ingredientes.

Ingredientes para  1 vaso:

-1 plátano maduro.
-1 rajita de melón Galia.
-1 vaso de bebida vegetal (en mi caso de arroz) bien fría.
- Canela al gusto y algo más para decorar.
-1 cucharadita de Psyllium (opcional).

Preparación:

Pelamos el plátano, lo partimos y hacemos lo mismo con el melón. Ponemos en el vaso de la batidora la bebida vegetal elegida y las frutas. Por último añadimos la canela y el Psyllium y batimos.
Servimos con un poco de canela espolvoreada por encima y muy frío. ¡A disfrutar!

La verdad es que es uno de mis batidos favoritos, tiene un sabor tannnnn dulce y delicioso que es difícil resistirse.

Gracias amig@s. Espero vuestros comentarios y ¡hasta la próxima!


viernes, 20 de abril de 2018

Smoothie de coco, piña y espinacas

Smoothie de piña natural, coco y espinacas
Buenos y soleados días. Ya vamos entrando de lleno poco a poco en la primavera y, con la subida de temperatura, el cuerpo nos va pidiendo ingerir más líquidos y alimentos frescos.
Si además están deliciosos como este batido de coco y piña nos resultara mucho más apetecible comer frutas y verduras beneficiosas para nuestra salud.
Este batido lleva verduras de hoja verde que, comiéndolas en crudo y no someterse a ninguna fuente de calor, aprovechamos todas sus cualidades que, como sabéis, nos apartan tales como: hierro, vitaminas del grupo B, vitamina C, calcio y magnesio por citar algunas.
Este batido es  ideal para cualquier hora del día, desayuno o merienda y, de verdad, que está buenísimo y es una excelente idea para tomar frutas y verduras si sois de los que os cuesta.


Os pongo los ingredientes y cómo prepararlo.

Ingredientes para 2 vasos:

-150g de piña fresca.
-50 g de espinacas frescas o canónigos.
-70 g de leche de coco + 1 cucharada por vaso para montar.
-1 vaso de bebida vegetal (en mi caso usé avena).
-Nuez moscada y canela al gusto.
-Un poco de sirope de agave, xilitol, azúcar de coco o cualquier endulzante natural.
-Frambuesas u otro fruto rojo para decorar.

Preparación:

Smoothie de piña natural, coco y espinacas
Partimos la piña en trozos y la ponemos en el vaso de una batidora potente. Añadimos la bebida vegetal y la leche de coco y batimos. Cuando este bien triturada la piña, añadimos la verdura elegida y las especias. Por último rectificamos con un poco de sirope de agave u otro endulzante, solo si es necesario.
Volcamos en una vaso o copa. Reservamos. Tomamos la cucharada de leche de coco y la ponemos en un vasito, con la ayuda de un batidor de mano (de los que se usan para conseguir un café cremoso) batimos hasta conseguir que se monte. Añadimos por encima de nuestro batido y por último ponemos los frutos rojos de nuestra elección.


Consejos:

La leche de coco debe de ser pura es decir, solo agua y coco y a ser posible con un contenido en coco mínimo del 60-65%. Debe estar fría de la nevera para que monte bien.
La piña es una fruta perfecta para picar entre horas, por su alto contenido en agua es muy diurética. Además contiene muchos minerales y vitaminas y, lo más interesante , contiene la enzima bromelina que nos ayuda a hacer buenas digestiones (ayuda a digerir las proteínas). De hecho esta encima está presente en muchos preparados enzimáticos que podéis adquirir en los herbolarios, pero si se puede tomar natural mucho mejor. En casa compramos las piñas enteras y las troceamos, la guardamos en la nevera y se conserva en buenas condiciones varios días. Las de lata normalmente están llenas de aditivos y azúcares.
Las espinacas se pueden sustituir por el vegetal de hoja verde que queráis por ejemplo: kale, rúcula o canónigos. También se puede hacer con germinados para aportar aún  más beneficios.

Espero que os haya gustado y sobre todo que lo probéis. ¡Os va a encantar!

Un abrazo


Smoothie de piña natural, coco y espinacas

lunes, 16 de abril de 2018

Empanadillas de Zarangollo murciano

Receta empandillas de calabacín
¡Buenos días! ¿Qué tal habéis empezado la semana? Yo cargada de energía y con mil proyectos en marcha. De momento, para dejaros con buen sabor de boca y empezar el lunes con ganas, os traigo otra nueva receta que, estoy segura, os va a gustar. Si no tenéis nada pensado para la cena  y os apetece comer algo sano y rico, podéis preparar estas deliciosas empanadillas de calabacín con cebolla y huevo (Zarangollo) que se preparan bastante rápido. Además, van hechas al horno, por lo que evitaremos las insanas frituras cargadas de ácidos grasos saturados. Además, si os sobran, se pueden consumir perfectamente en buenas condiciones hasta dos días después de preparadas, están buenísimas incluso frías.
En el blog tenéis la receta del zarangollo murciano en este enlace, pero en esta ocasión, tiene unos pequeños cambios.
Vamos a ver los ingredientes que nos hacen falta para preparar 16 empanadillas.


receta empanadillas de calabacín
Ingredientes

- 1 Calabacín grande
-1 Cebolla mediana
-2 Huevos + 1 para pintar
-Hierbas provenzales, sal y aceite.
-16 Obleas grandes de empanadillas
-Sésamo para decorar.

Preparación

Precalentamos el horno a 200 º C.
Pelamos el calabacín y lo troceamos, preferiblemente con una mandolina para que el grosor de las rodajas sea fino y el calabacín tarde menos en hacerse, reservamos. Pelamos y troceamos una cebolla. Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva de buena calidad. Echamos la cebolla y salamos ligeramente. Cuando empiece a transparentar, incoporarmos el calabacín.
Dejamos rehogar unos minutos y cuando esté listo, apagamos el fuego e incorporamos los dos huevos, removemos y que se vayan haciendo con el calor residual, rectificamos de sal y añadimos unas hierbas provenzales.

Dejamos enfriar ligeramente el zarangollo. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear o aislante de silicona y vamos rellenando las obleas de las empanadillas con una cucharada del zarangollo. Cerramos cada empanadilla con la punta de un tenedor haciendo presión.

Batimos un huevo con un pelin de sal y pintamos las empanadillas. Finalmente las decoramos con semillas de sésamo.

Horneamos las empanadillas a 200º C, calor arriba y abajo sin aire, durante 15-20 minutos, vigilando que no se quemen.

Dejamos enfriar un poco antes de comerlas. Muy calientes no se aprecia bien el sabor, es mejor dejar reposar las empanadillas unos minutos, si es que sois capaces de no tiraros a por ellas, creedme que es difícil.

Un abrazo y espero vuestros comentarios.

receta empanadillas de calabacín
Antes de hornear
receta empanadillas de calabacín
¡¡Listas para atacar!!


viernes, 13 de abril de 2018

Tartaletas crudiveganas de fresa con frutos secos

Tartaletas de fresas con frutos secos crudiveganas, sin lactosa y sin gluten


Buenos días amig@s. Como sabéis, en El Arte de cuidar T nos gusta aprovechar los productos de temporada. Por eso y, porque las fresas son una de mis frutas favoritas, os propongo unas riquísimas Tartaletas de fresa crudiveganas que están deliciosas y además son sin gluten y sin lactosa.
Como edulcorante, hemos añadido panela, pero podéis utilizar xilitol o  sirope de agave y si no queréis ningún azúcar añadido, podéis incorporar dátiles deshuesados e hidratados.
No son muy complicadas de hacer, aunque reconozco que el tema de desmoldar es algo laborioso, pero os daré trucos de cómo hacerlo.

Vamos a ver los ingredientes que necesitamos para preparar 4 de estas sabrosas Tartaletas de fresa .


Tartaletas de fresas con frutos secos crudiveganas, sin lactosa y sin gluten
Para la base:
-70 g de almendras tostadas con sal
-50 g de nueces
-Canela al gusto
-2 cucharaditas de panela
-25 g de aceite de coco virgen
Para la crema:
-150 g de anacardos
-230 g de fresas
-45 g de panela
-esencia de vainilla
-coco en polvo
-Moldes de tipo aro


Preparación:

La noche anterior a la preparación de nuestras tartaletas, ponemos los anacardos en un tarrito de cristal con agua, y los dejamos en remojo toda la noche.

Al día siguiente, picamos en una trituradora las almendras, las nueces y el aceite de coco a temperatura ambiente con el resto de ingredientes de la base.

Una vez adquirida la consistencia de masa, hacemos hueco en nuestro congelador, cogemos un plato o bandeja en la que nos quepan los 4 moldes. Rellenamos con la masa de la base repartiéndola entre los 4 moldes y los metemos en el congelador.

Mientras las bases se endurecen, vamos a preparar la crema de fresas. Lavamos bien las fresas, las troceamos y las ponemos en una batidora potente. Escurrimos bien los anacardos y los incorporamos a las fresas. Batimos a potencia alta. Una vez se hayan unificado bien los ingredientes, añadimos la panela, la vainilla y volvemos a batir. Tiene que quedar muy cremoso, si veis que no tiene un aspecto cremoso podéis añadir una cucharadita de bebida vegetal.

Sacamos los moldes con las bases del congelador que ya estarán muy duras. Añadimos la crema repartiéndola entre las 4 bases y la alisamos por arriba con una lengua de silicona. Ponemos en el congelador durante 2 horas como mínimo, para mi gusto están más ricas con unas horas más de congelado.

Finalizado el tiempo de congelado, sacamos nuestras tartaletas y las dejamos reposar a temperatura ambiente unos 2-5 minutos (no más). Con un cuchillo muy afilado vamos introduciéndolo por los laterales hasta la base para ir despegando la crema.

Una vez desmoldadas, colocamos nuestras tartaletas con cuidado donde las vayáis a servir. Adornamos con un poco de coco en polvo y unas hojas de menta o hierbabuena.

Y ya tenemos finalizadas nuestras tartaletas. Se sirven muy frías y tienen la textura de un helado cremoso.

Espero que os haya gustado la receta y, como siempre, si queréis dejar vuestros comentarios serán bienvenidos.

Un abrazo a tod@s

¡Buen fin de semana!

Tartaletas de fresas con frutos secos crudiveganas, sin lactosa y sin gluten


jueves, 22 de marzo de 2018

Misión Café, un desayuno que te dejará huella



Restaurante La Misión dog Friendly
A un paso de la Gran Vía, encontramos este pequeño pero GRAN local. Hace apenas unos meses, los baristas y creadores de Hola Coffee, Nolo Botana y Pablo Caballero,  decidieron abrir las puertas de Misión Café con un concepto bastante similar.
La decoración del local es sencilla y acogedora. Predominan los colores claros y serenos, la madera en color natural, las vigas de madera antiguas del edificio, las paredes de ladrillo teñidas de blanco y un toque de verde que aportan las plantitas estratégicamente colocadas por todo el local.
Lo que más llama la atención, son las gradas que hay a la entrada del café. Quizá las diseñaron para aquellos que quieran tomar un café de forma algo más rápida, difícil por otro lado permanecer un tiempo limitado en el local ya que no te entran ganas de marcharte. Fue curioso y gracioso observar como mucha gente se fotografiaba en ellas. Salvando las distancias, me recordó a las escaleras del famoso Metropolitan en New York donde la gente se sienta a charlar mientras come o bebe un café.
Restaurante La Misión dog FriendlyOtra de las cosas más curiosas del local, es la máquina que utilizan para hacer el café. A simple vista, parecen unos grifos de cerveza, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de una máquina modular única en España y que permite a los baristas hacer un café de muchísima calidad y variedad, ahorrar espacio, un fácil mantenimiento y por supuesto, un toque de diseño y elegancia muy original.
En cuanto al menú, qué deciros…hacía tiempo que no probábamos comida tan deliciosa, de tanta calidad y servida con tanto gusto.
En la preparación de cada café y plato se ve el empeño, esmero y profesionalidad de este equipo. En  cada detalle se pone todo el cariño  para que salgas de allí con buen sabor de boca y deseando volver. Desde la elección del café, tueste y cada materia prima, es supervisado y elegido con acierto.
Un detalle que nos encantó fue que cada café es servido en una bandejita con un vaso de agua que, por cierto, podemos podemos volver a rellenar durante nuestra estancia en un grifo que hay en la pared, lo que está genial!!

Restaurante La Misión dog Friendly
Por otro lado, todo lo que se sirve en Misión Café, es casero, de elaboración propia y siempre tratan que los proveedores sean de la máxima calidad.
Por ejemplo, la leche es de una ganadería familiar situada en Lugo (Quintián), que lleva más de 50 años produciendo leche de forma natural, sin conservantes ni aditivos, cultivando los forrajes en sus fincas para alimentar al ganado criado en libertad. La leche se la hacen llegar cada martes y es muy fresca y con los restos elaboran una deliciosa Ricotta casera. Para los que no tomamos leche, disponen de una rica leche de almendras tostada sin azúcar elaborada por ellos mismos.
Toda la repostería es horneada cada día en su obrador por Nuño García. Es realmente deliciosa, yo no soy muy golosa y, sin embargo, esta me pareció realmente equilibrada, nada empalagosa, crujiente y con un aroma increíble. En fin, en una palabra EXQUISITA.
Restaurante La Misión dog Friendly
Algunas de sus propuestas dulces son: la napolitana de chocolate con miles de crujientes capas de hojaldre, el aromático croissant de crema y almendras, las siempre apetecibles cookies de calabaza y chocolate, el clásico Brownie o las diarias tostadas con mantequilla y mermelada casera.
Pensando en todo tipo de público, Misión café también cuenta con opciones “Healthy” como el  bol de porridge de avena con ciruelas pochadas, pera y toffee, la granola con remolacha hibisco, kéfir, kaki tostado y plátano o la ensalada de cebada con portobello, espinacas, remolacha asada y cítricos.
A parte del rico café que podréis probar en muchas variedades (Americano, Mocha, kalila, Expresso), la carta de bebidas se complementa con diferentes tés: negro (Uji japonés y Darjeeling) y los verdes (Kabu Sencha, Genmaicha y Kukicha tostado), zumos prensados en frío y sodas caseras como la Kombucha (para quien no lo sepa es una bebida fermentada y ligeramente ácida que está cargada de probióticos) que también se quedó en mi lista de ¡CAERÁ!, Kéfir de agua o Shrub, que son una especie de bebida fermentada de vinagre y frutas.

Restaurante La Misión dog FriendlyEn cuanto a la parte salada, el pan es elaborado a diario por Panic, por supuesto con masa madre y de primera calidad. Desde tostadas saladas como la de trucha marinada con encurtidos y kéfir de mostaza, la hogaza con guiso de garbanzos especiados, nata agria y cebolleta o el arriesgado sándwich de pan de brioche con mantequilla de cacahuete y curry de frutos rojos.
Y finalmente para los que nos gusta desayunar contundentemente, tenemos los huevo camperos con polenta, uvas escabechadas, setas y pan blanco, o los huevos camperos con espinacas, cebolla marinada, tomate, patatas, calabaza asada y pan blanco. Por cierto, si os gusta  la  panceta de cerdo, no olvidéis pedirla como extra. Yo no la tomo, pero mi chico la pidió y no pude resistir probar un poco y madre mía cómo estaba aquello!! Se trata de una panceta marinada casera.
Aunque ya os he ido dando detalles, os comento lo que pedimos. Mis acompañantes pidieron cafés con leche y yo pedí un aromático y rico Chai con leche de almendra. Después, nos decantamos por los platos especiales del día que, según nos contó Patricia la encargada, gustan tanto que están pensando en dejarlos en la carta. Consistían en Mixto de jamón cocido a baja temperatura por ellos mismos, queso pasiego y hogaza y una Bruscheta (mi preferida de todo lo que probamos) con ricotta casera, pesto, tomate asado y pipas de calabaza caramelizadas, deliciosa.
Restaurante La Misión dog Friendly
Para finalizar y poniendo un broche de oro, pedimos los postres que fueron una auténtica delicia al paladar. Tenían el toque exacto de dulzor, la textura perfecta (súper crujientes) la crema maravillosa. Pedimos un croissant de crema con cobertura de almendras, un bollito con la masa de croissant  (Cruffin) y también relleno de una ligera crema con sabor a canela y por último una especialidad del día que era tipo Napolitana con un relleno a base de crema y una hoja de una planta japonesa (no os puedo dar más detalles porque no recuerdo el nombre solo sé que estaba para chuparse los dedos).
Es difícil resumir nuestra visita, ya que nos gustó TODO, pero me quedo con la calidad y sabor y con la amabilidad del servicio. Dar las gracias a Patricia por hacer nuestra visita tan agradable y por aclararme los ingredientes de todo lo que probamos. El resto del servicio igual de atento, amable, con una sonrisa de oreja a oreja y no dejaron de colmar a Miru de piropos que, por cierto, se ganó a todo el mundo ya que estuvo super tranquilo durante el buen rato que estuvimos allí.
La única pega que vimos fue que el precio es un pelín caro, pero por supuesto la calidad se paga y merece la pena. Mi recomendación es que vayáis prontito y con tiempo, el local se llena y no siempre hay sitio nada más llegar.
No tenemos ninguna duda de que volveremos ya que nos quedamos con muchas ganas de probar toda la carta.
Restaurante La Misión dog Friendly
Dirección
Calle de los Reyes, 5. Madrid
Teléfono
910 64 00 59
Horario
Lunes a viernes de 8 a 19h. Sábados y domingos de 10 a 19h.

https://www.facebook.com/misioncafe/


 Como siempre os dejo el resto de fotos que tomamos y os invito a que me dejéis vuestros comentarios si os ha gustado.


¡Un abrazo amig@s!


Restaurante La Misión dog Friendly
Croissant artesanos de chocolate y crema

Restaurante La Misión dog Friendly
Palmeras artesanas de chocolote y azúcar

Restaurante La Misión dog Friendly
Detalle de las plantas que hay adornando todo el local

Restaurante La Misión dog Friendly


Restaurante La Misión dog Friendly
Bizcochos caseros

Restaurante La Misión dog Friendly
Máquina de café

Restaurante La Misión dog Friendly
Detalle de la grada de la entrada

Restaurante La Misión dog Friendly
Detalle del local

Restaurante La Misión dog Friendly
Delicioso croissant de crema

Restaurante La Misión dog Friendly
Especiales del día que fueron nuestra elección

Restaurante La Misión dog Friendly
Carta de bebidas

Restaurante La Misión dog Friendly
Carta de bebidas 2

Restaurante La Misión dog Friendly
Carta principales

Restaurante La Misión dog Friendly
Carta principales 2