https://elartedecuidart.blogspot.com/ El arte de cuidar T

martes, 17 de septiembre de 2019

Arroz y quinoa con Edamame sin gluten ni lactosa

Recetas fáciles y sanas con quinoa



¿Cómo vais amigos? Las temperaturas van bajando y ya apetecen los guisos y legumbres, pero también nos gusta introducir pequeños cambios, como la Quinoa este maravilloso pseudocereal que posee un alto nivel de proteínas, además de contener los nueve aminoácidos esenciales, lo que nos otorga un aporte extra de energía y, por eso, es imprescindible en la alimentación de deportistas con alto consumo calórico. Además, es rica en magnesio, lo que ayuda a un mejor funcionamiento muscular y a su vez, gracias al aporte extra de calcio, ayuda a regular el ph de nuestro organismo.
Está compuesta por: minerales (como el calcio, hierro y magnesio), vitaminas (C, E, B1, B2 y Niacina) y fósforo. Su contenido en grasa es rico en Omega 3 y 6, lo que contribuye a un buen funcionamiento de las arterias, previniendo enfermedades cardiovasculares e hipertensión. Es una importante fuente de fibra tanto soluble como insoluble. Tiene un índice glucémico muy bajo, por lo que es ideal para personas con diabetes. La quinoa se cultiva en Sudamérica desde hace más de 5.000 años siendo ampliamente utilizada allí. Fijaos si es equilibrada su composición y nutritiva que la NASA la considera como uno de los mejores alimentos que pueden ingerir los astronautas. Además no contiene gluten y es muy versátil. De hecho, en el blog ya hemos hecho varias preparaciones con ella con mucho éxito como esta receta de quinoa con setas o este deliciosa ensalada de quinoa con aderezo de canela. En esta ocasión, os hemos preparado un exquisito Arroz con quinoa, pollo y vainas de soja (Edamame) que no encanta también por sus cualidades tan maravillosas como aporte de fibra, calcio, hierro, magnesio y un bajísimo aporte de grasas. Vamos a ve cómo prepararlo.

Ingredientes para 3-4 personas


Recetas fáciles y sanas con quinoa
1/2 taza de arroz integral de buena calidad
 1 taza de quinoa
4 tazas de caldo casero (reservar un poco más por si hace falta)
2 pechugas de pollo
unas 20 vainas de Edamame
cebollino al gusto
1 cebolla grande
sal y aceite de oliva
pimienta


Procedimiento


Lo primero que hacemos es lavar muy bien la quinoa en un colador de orificios pequeños para que no se escape. Este paso es fundamental para evitar que amargue. Dejamos escurrir bien. Partimos la cebolla y troceamos las pechugas de pollo. Ponemos un poco de aceite en una olla. Rehogamos la cebolla y cuando esté transparente, añadimos el pollo. Lo doramos bien e incorporamos la quinoa, echamos un poquito de sal y pimienta. Salteamos unos minutos e incorporamos el arroz. Mientras calentamos el caldo en una cacerola o en el microondas. Cuando esté hirviendo vertemos en caldo en la olla. Dejamos cocer unos 5-6 minutos y añadimos el Edamame. Dejamos cocer hasta que se haya evaporado totalmente el caldo. Por último probamos y rectificamos de sal si es necesario. Lavamos y partimos un poco de cebollino y servimos con él por encima.

Recetas fáciles y sanas con quinoa

Consejos:

Para cocer la quinoa es necesario unas tres veces el volumen de caldo o agua de lo que hemos puesto de ésta. El arroz tarda algo menos en cocerse, de ahí que lo incorporemos unos minutos después que el arroz.
Si no queréis usar pollo, se pueden introducir varias modificaciones como por ejemplo setas, champiñón, sepia, calamar, o simplemente sin nada solo con el edamame y estará también muy rico.
Si después de evaporarse el caldo la quinoa sigue un pelin dura, no pasa nada, podéis calentar un poco más de caldo e incorporarlo, aunque hacedlo poco a poco.

¡Nada más! Esperamos que os haya gustado la receta y, como siempre os pedimos, si nos dejáis vuestros comentarios son de agradecer. Un abrazo amig@s


martes, 10 de septiembre de 2019

Lasaña de calabaza y espinacas sin gluten ni lactosa

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición











Hola! Nos vemos otra vez por aquí y regresamos con una receta muy pero que muy interesante y es que, para hacer esta "lasaña", hemos sustituido las láminas de pasta por simples rodajitas de calabaza. La hacemos así más ligera y evitamos el gluten que sabemos que muchos de vosotros no podéis tomar. Es una receta más que apetecible y que se prepara en un santiamén. Además, os vamos a dar unos tips y consejos para que aún sea más rápida y fácil su elaboración sin, por supuesto, sacrificar el buen sabor.
Los que nos seguís, sabéis que en el arte de cuidar T nos encanta cocinar con verduras como la calabaza y espinaca, por eso os dejamos aquí unos enlaces para que podáis echar un vistazo a otras magnificas recetas con estos maravillosos productos y descubráis todas sus propiedades:
Crema de calabaza y castañas,
Pastel de espinacas y pollo al curry
Trenza de espinacas con champiñones
Empanadillas de espinacas
Creps de espinacas rellenos de pavo y queso.

Vamos a ver la lista de ingredientes y cómo preparar esta exquisita y sorprendente Lasaña de calabaza y espinacas sin gluten ni lactosa

Ingredientes para 3-4 personas:

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición
-300 g de espinacas congeladas
-1 paquete de láminas de calabaza o bien media calabaza
-Pasas al gusto
-Piñones al gusto
-Queso rallado sin lactosa
-Sal

Ingredientes Bechamel:

-80 g de aceite de oliva virgen
-80 g de harina de avena
-3 vasos de bebida de avena sin azúcar
-Sal y nuez moscada al gusto

Procedimiento:

Vamos a ver dos formas de hacer la lasaña, la rápida y la elaborada (ésta última os la desarrollo en consejos más abajo). Para la rápida, lo primero que vamos a hacer es poner las espinacas sin descongelar en un recipiente de pirex apto para microondas, las salamos ligeramente y tapamos. Calentamos al micro durante unos 6 minutos. Quitamos el exceso de agua y reservamos. A continuación, calentamos la bebida de avena en el micro y ponemos una sartén grande a fuego alto en la que pondremos a calentar el aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, añadimos la harina de avena y removemos muy bien hasta que se vaya dorando, no dejamos de remover para que no se pegue ni queme. Una vez se haya cocido bien la harina, añadimos poco a poco la bebida de avena calentada previamente y no dejamos de remover, en unos minutos se integrarán todos los ingredientes e irán cogiendo cuerpo. Añadimos sal y un poco de nuez moscada.
El secreto del bechamel es echar siempre la misma cantidad de aceite (o mantequilla para aquellos que la uséis) que de harina. Así nunca se hacen grumos y, si tuvierais la mala suerte, lo pasáis por la batidora y listo! Ahora cogemos el molde de pirex con las espinacas escurridas y añadimos las pasas y piñones al gusto. Un truco excelente es añadir  salsa bechamel para suavizar y que no quede seco el relleno, a mi me gusta echarle bastante. Corregimos de sal si es necesario. Por último en la placa del horno, ponemos capas alternas de calabaza y de rellenos empezando y terminando siempre con una de calabaza. Finalizamos con una capa de bechamel y queso rallado sin lactosa.
Horneamos aproximadamente unos 35-45 minutos a 180º. Si el horno es con ventilación tarda algo menos.

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Guarnición:

Nosotros pusimos unos palitos de batata horneados junto a la lasaña con tan solo un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal y unas hierbas provenzales. Como acompañamiento hicimos una salsa de mostaza, ágave y aceite de oliva, pero podéis servir la lasaña con lo que más os guste.

Consejos:

La lasaña se puede hacer por el método corto que es el que os he enseñado o el largo, que básicamente sería igual pero cociendo la espinaca en olla con agua y sal, escurrir y después sofreír una cebolla. Una vez dorada añadimos las espinacas bien escurridas e incorporamos las pasas y los piñones. El resto sería igual. Yo he preferido no complicaros la vida y sale igual de rica en mucho menos tiempo y empleo de cacharros, así que no hay excusa para preparar este delicioso plato para llevar a la ofi o una cena ligera y  buenísima.
Os dejamos unas fotografías con el procedimiento completo.

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición


Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición
Por si no queréis o podéis hacer rodajas la calabaza, os pongo una foto de las que venden en la sección de productos frescos ya preparadas al igual que los bastoncitos de batata. Más fácil y rápido imposible!


Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Lasaña ligera y sabrosa de calabaza, sin gluten ni lactosa, con batatas al horno de guarnición

Espero que os haya gustado y se agradecen vuestros comentarios y/o sugerencias. Un abrazo amig@s.

jueves, 29 de agosto de 2019

Creps de espinacas sin gluten ni lactosa

Creps de espinacas sin gluten ni lactosa

Recetas sin gluten ni lactosa, recetas fáciles, sanas y rápidas, recetas sanas y rápidas

 ¿Qué hay de nuevo amigos? Como en El arte de cuidar T sabemos que os gusta comer bien y de forma sana pero no tenéis mucho tiempo, buscamos alternativas para haceros la vida más fácil. Así que hoy os traemos unos creps de avena sin gluten ni lactosa con espinacas. Nosotros los hemos rellenado de jamón y queso también sin gluten ni lactosa, pero podéis rellenarlos con lo que queráis u os apetezca, pueden ser champiñones con atún, pollo con pimientos, con frijoles y arroz, hay mil y una posibilidades.
Los creps los hemos preparado con harina de avena, pero también se puede emplear de almendras, garbanzo, arroz, quinoa, trigo sarraceno..
La receta es sencilla, rápida y muy rica. Si os apetecen por la mañana, solo tenéis que preparar la masa la noche anterior y dejarla en la nevera, al día siguiente los cocéis en la sartén. Será un desayuno que os proporcionará energía suficiente hasta la hora del almuerzo. Además con las espinacas le aportamos fibra, hierro y vitaminas del grupo B, vitamina C, A, k y otras tantas propiedades nutricionales.
También son ideales para una cena sana, ligera y rápida, en cualquier momento del día resultan deliciosos.

Vamos a ver lo que necesitamos y cómo prepararlos.

Ingredientes para 4 unidades grandes:


Recetas sin gluten ni lactosa, recetas fáciles, sanas y rápidas, recetas sanas y rápidas-130 g de harina de avena sin gluten (de venta solo en herbolarios para garantizar la ausencia ni contaminación cruzada de gluten)
-1 huevo
-2 cucharadas de aceite de oliva
-320 ml de bebida vegetal (yo usé avena sin azúcar de la sección de alimentos sin gluten, puede ser arroz, quinoa, almendras..)
-50 g de brotes de espinacas frescos lavados
-1 cucharadita de nuez moscada molida
-Lonchas de queso y pavo sin gluten ni lactosa
-Sal y pimienta al gusto

Preparación:


En un bol echamos todos los ingredientes excepto las espinacas y la avena. Batimos bien hasta homogeneizar e incorporamos las espinacas. Batimos de nuevo y añadimos la harina. Volvemos a batir y ya tenemos lista la masa.
Ponemos una sartén a fuego medio-alto y echamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté muy caliente vertemos un cucharón de la masa. Cuando veamos que empiezan a salir burbujitas en la superficie del crep, es hora de dar la vuelta. Hacemos unos segundos más y retiramos de la sartén con una espátula de silicona.
Preparamos todos los creps restantes con este procedimiento.
Para rellenarlos, ponemos de nuevo en la sartén un crep (esa vez ya sin aceite) y ponemos encima las lonchas deseadas de queso y pavo (o el relleno que elijáis). Esperamos a que se funda el queso y ya lo tenemos!!
Servimos con espinacas o bien acompañados de una ensalada con tomates Cherry y semillas.

Recetas sin gluten ni lactosa, recetas fáciles, sanas y rápidas, recetas sanas y rápidas

¡¡Súper fáciles!! No olvidéis que los podéis también preparar dulces uhmm como por ejemplo estos de de avena y plátano o estos de coco con mermelada casera de fresas 

Como siempre esperamos que os haya gustado y que cuando los preparéis nos deis la oportunidad de conocer vuestra opinión.

Os dejamos el vídeo que, con mucho cariño, os hemos preparado para que sigáis la receta paso a paso.
Un abrazo y ¡¡felices vacaciones!!




lunes, 22 de julio de 2019

Receta Crema fría de pepino con leche de coco, eneldo y menta

Crema fría de pepino con leche de coco, eneldo y menta sin gluten ni lactosa

Receta sana, rápida y rica, Receta sin gluten ni lactosa, dieta sana y económica, dieta de adelgazamiento

¡Buenos días de nuevo amigos y amigas! ¡Qué calor estamos pasando estos días en toda España! Yo no sé a vosotros, pero a mi los días con temperaturas tan altas solo me apetece comer alimentos frescos y lo menos pesados posible. Por eso, en casa servimos muchas cremas del tipo de la que os propongo hoy Crema fría de pepino con leche de coco, eneldo y menta. Además, está elaborada sin nada de lactosa para una buena digestión y la menta y el eneldo le dan un toque refrescante que resulta súper rico. Os comento además, que esta Crema de pepino es muy saludable ya que, al contener un alto porcentaje de agua, hidrata mucho para estos días calurosos y eso la hace ideal para dietas de adelgazamiento.
Además, el pepino contiene vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina C, calcio, magnesio, fósforo, potasio, zinc y prácticamente nada de grasas ni calorías.

Ingredientes para 4 personas:

Receta sana, rápida y rica, Receta sin gluten ni lactosa, dieta sana y económica, dieta de adelgazamiento

-2 pepinos grandes
-1 manzana grande
-1 lata de leche de coco puro, sin conservantes.
-Hojas de eneldo y menta al gusto.
-AOV, pimienta y sal al gusto.

Preparación 


Pelamos los pepinos y la manzana, los lavamos, los troceamos y reservamos. En el fondo de la batidora vertemos la leche de coco y a continuación los pepinos troceados. Batimos bien hasta que se triture por completo. Añadimos la manzana troceada y volvemos a batir. Echamos un poco de aceite de oliva y de sal. Batimos de nuevo y por último añadimos las hojas de eneldo y menta al gusto. Rectificamos de sal si es necesario y metemos a la nevera durante al menos 2 hora para servir muy fría.
Emplatamos con unas hojitas de eneldo y menta. También podemos servir con trocitos de pepino, de cebolla, pimiento, admite todo lo que os apetezca. 

Os dejo el vídeo que hemos preparado para que veáis paso a paso la receta:



Notas


Os recomiendo comprar los pepinos y no tardar en gastarlos demasiado, tienden a ponerse blandos y al final amargan. Para elaborar esta receta, yo escogí pepinos español el de las rugosidades de toda la vida, pero también queda muy rica con la variedad de pepino italiano, que es más grande y suave y es el que suelo usar para la ensalada campera o ensalada de legumbres. 
Por cierto, si os ha gustado la florecita que hice para decorar (que queda tannnn mona) os dejo el enlace de un vídeo de dónde la vi, aunque le hice unas variaciones. Os aconsejo que si la preparáis, no tardéis en meterla en la nevera puesto que se pone mustia.


Receta sana, rápida y rica, Receta sin gluten ni lactosa, dieta sana y económica, dieta de adelgazamiento

Para aquellos que no deseéis emplear leche de coco, podéis sustituirla por yogurt (con o sin lactosa a ser posible Griego que tiene más porcentaje de grasa para darle a la crema más textura) o bien por alguna "nata" de arroz o preparado similar y alternativo a la nata convencional.

Espero que la podáis preparar y os guste y nos dejéis vuestros comentarios que serán bienvenidos. Un abrazo. Alicia


Receta sana, rápida y rica, Receta sin gluten ni lactosa, dieta sana y económica, dieta de adelgazamiento


lunes, 15 de julio de 2019

Receta de Crema fría de calabaza, naranja y jengibre

Crema fría de calabaza, naranja y jengibre sin gluten ni lactosa

Dieta sana, dieta mediterránea, recetas fáciles y rápidas, recetas para el verano, Cremas frías verano

¡Ya estamos de nuevo por aquí! y lo hacemos por la puerta grande con una receta con la que literalmente os chuparéis los dedos. Nuestras últimas propuestas abogan por las cremas frías, debido a las altas temperaturas, a que son rápidas y fáciles de hacer, las podéis llevar a la ofi y gustan a todos los miembros de la familia. En particular, ésta Crema fría de calabaza, naranja y jengibre suele encantar por su sabor dulzón y aspecto tan atractivo. Y como no, os hablaremos de las propiedades nutritivas de sus ingredientes.

Dieta sana, dieta mediterránea, recetas fáciles y rápidas, recetas para el verano, Cremas frías verano
Y, por supuesto, nos hemos propuesto como tantas veces  utilizar ingredientes sin gluten ni lactosa. El yogurt que contiene es griego sin lactosa pero si sois veganos o simplemente no queréis usar derivados lacteos, tenéis la opción de emplear cualquier yogurt vegetal. Eso sí, cuanto más cremoso mejor.
De la calabaza ya os hemos hablado en varias ocasiones como por ejemplo con esta magnifica receta de Crema de calabaza con castañas y manzana o también en este increíble  y especial Pan de calabaza y almendras sin gluten y no nos cansamos de hacerlo y de usarla en nuestras recetas, ya que sus propiedades para la salud son enormes y por supuesto su sabor la convierte en una de en nuestras verduras favoritas para las recetas.

Además, esta receta incorpora zumo de naranja que, como sabéis, tiene un alto porcentaje de vitamina C y fibra. Así mismo contiene tiamina y ácido fólico y, al igual que la calabaza, contiene betacarotenos (los responsables de aportar su precioso color naranja). Os podríamos seguir hablando largo y tendido de sus propiedades nutricionales pero, para concluir, solo os diremos que esta crema es un cóctel de vitaminas y bienestar, perfecta para dietas de adelgazamiento por su aporte bajo en calorías y alto porcentaje de agua, ideal para personas con bajos niveles de hierro, embarazadas, estados carenciales de vitamina C y, claro está, para aquellos que os gusta cuidaros y queréis comer sano y rico.
Sin más, vamos a ver cómo preparar esta deliciosa Crema fría de calabaza, naranja y jengibre. Y además ¡os dejamos un vídeo receta!. Sí, sabemos que aún tenemos que mejorar mucho este tema pero estamos en ello y pronto los haremos como auténticos profesionales ;)


Ingredientes para 4-5 personas


Dieta sana, dieta mediterránea, recetas fáciles y rápidas, recetas para el verano, Cremas frías verano-1 kg de calabaza
-1 l de caldo casero de verduras
-4 naranjas 
-Jengibre molido
-2 cucharadas de yogurt griego sin lactosa
-AOV, sal, pimienta negra y hierbas provenzales
-Hierbabuena para decorar



Preparación


Partimos y lavamos la calabaza reservando unos trocitos para decorar posteriormente. La ponemos a cocer con el caldo de verduras y un poquito de sal. Una vez cocida (unos 15-20 minutos), dejamos que se enfríe ¡sin escurrir el caldo!. A continuación, exprimimos 3 naranjas y batimos junto a la calabaza  el zumo obtenido. Rectificamos de sal y echamos pimienta y jengibre al gusto. Batimos de nuevo y por último añadimos el yogurt volviendo a mezclar. Partimos unos trocitos de calabaza, una naranja en finas rodajas y lavamos unas ramitas de hierbabuena. Decoramos y servimos muy fría. 

Dieta sana, dieta mediterránea, recetas fáciles y rápidas, recetas para el verano, Cremas frías verano

Consejos


La crema se puede tomar tanto fría como caliente, pero tened en cuenta que las vitaminas de la naranja, al calentarla, se pueden perder. A la crema también le queda genial añadir a la cocción zanahoria o manzana. 
Para decorar podéis usar también cebollino picadito, croutons de pan (los hay sin gluten), huevo cocido, jamón, y un largo etcétera.

Como os habíamos prometido más arriba aquí tenéis el vídeo. De verdad esperamos que os haya gustado y que por favor, nos dejéis vuestros comentarios y buenas vibraciones. ¡Buena semana!




lunes, 24 de junio de 2019

Receta de crema de espárragos blancos al curry con crujiente de jamón serrano

Crema de espárragos blancos al curry con crujiente de jamón 


Espárragos, dieta adelgazamiento, Operación bikini, saludable, sin gluten, sin lactosa

¡Muy buenos días! Comenzamos una nueva semana con mucha fuerza y optimismo para los días calurosos que nos esperan. Y, ¡¡qué mejor manera de hacerlo que con una nueva receta!!. Esta vez le ha tocado a una deliciosa Crema de espárragos blancos con un toque de curry y acompañada de un crujiente de jamón serrano, casi nada...está rica rica.
Como siempre, os comento unos pequeños tips nutricionales de esta crema de espárragos que, por su aporte en fibra, es ideal para dietas de adelgazamiento y personas con problemas de estreñimiento. Los espárragos no tienen prácticamente grasa y aportan muy pocos hidratos de carbono, son antioxidantes gracias a la presencia de vitamina E y muy diuréticos gracias a la esparragina. También nos van a aportar vitamina A, vitaminas del grupo B y vitamina C, además de minerales como el potasio y fósforo.
Sin más vamos a ver qué necesitamos y cómo preparar esta deliciosa Crema de espárragos al curry.

Ingredientes para 5 personas:


Espárragos, dieta adelgazamiento, Operación bikini, saludable, sin gluten, sin lactosa-750 g aproximadamente de espárragos blancos (pueden ser en conserva o frescos). Dejaremos unas puntas de espárrago para decorar el plato
-3 patatas medianas
-1 l de caldo casero de verduras o pollo
-2 puerros
-75 g de jamón serrano para el crujiente
-AOV, sal, curry, mostaza en polvo, hierbas provenzales


Preparación:

Limpiamos bien y secamos los puerros. Ponemos un poco de AOV en una cacerola y añadimos los puerros troceados con un poquito de sal. Mientras, vamos limpiando los espárragos (en el caso de que sean frescos) eliminando el tallo duro, lavamos, secamos y troceamos. Si son en conserva, escurrimos bien el caldo y los troceamos. El caldo lo podemos aprovechar para hacer una Aquafaba (el pasado viernes lo comentamos en Facebook). Pelamos las patatas, lavamos y troceamos. Ponemos a calentar el caldo para incorporarlo después calentito y que no rompa la cocción.
Una vez que el puerro esté transparente, añadimos los espárragos frescos, si son de conserva, los añadiremos después del caldo puesto que no requieren prácticamente cocción. Añadimos también las patatas y vamos rehogando sin dejar de mover para que no se peguen. Transcurridos unos minutos, añadimos el caldo caliente, el curry al gusto (yo puse como media cucharadita), la mostaza en polvo y la hierbas provenzales.
Cuando empiece a cocer añadimos los espárragos (para los que los uséis en conserva). El tiempo de cocción de esta crema lo marcará el tipo de espárrago que hayáis elegido. Si son frescos, comprobadlo partiendo uno y si son en conserva, comprobad la cocción de la patata.
Por último, retiramos del fuego, trituramos con batidora y colamos por el chino o pasapuré para eliminar las fibras. Corregimos de sal y/o especias.


Preparación del crujiente de jamón:


La verdad es que yo nunca lo había hecho y es muy resultón y está muy rico, ya que le aporta a la crema un toque saladito muy especial. Es muy fácil de hacer. En un plato ponemos dos capas de papel de cocina y colocamos encima el jamón bien extendido. Ponemos otras dos capas de papel encima y otro plato presionando encima del papel. Lo metemos al microondas a potencia máxima. El tiempo dependerá de vuestro micro, en mi caso estuvo unos 4 minutos y medio. El caso es que debe de quedar sin nada de humedad y churruscado. Después simplemente tendréis que triturar en picadora o si no tenéis en un mortero.

Servimos la crema con unas yemas de espárrago y el crujiente por encima. Para quien guste, se puede añadir antes del crujiente un chorrito de Brandy o Jerez (solo para adultos ;) jeje)


Espárragos, dieta adelgazamiento, Operación bikini, saludable, sin gluten, sin lactosa

Consejos: 

Se puede tomar fría o caliente.
Le hemos añadido a la crema de espárragos patata para darle suavidad y consistencia, pero si preferís eliminarla, tan solo poned algo menos de caldo y, por ejemplo, añadid un puerro más.
Muchas personas, al comer espárragos, tienen una olor muy fuerte en la orina, esto es debido a una sustancia que contienen los espárragos (tanto verdes como blancos) llamada tioles o tioestéres que contienen azúfre, estos componentes no se metabolizan en el organismo y son expulsados a través de la orina, de ahí ese olor tan característico.

Nada más por hoy amigos. Un placer y espero haberos alegrado el lunes con esta receta perfecta para comenzar una buena semana.

Un abrazo, Alicia.

martes, 18 de junio de 2019

Receta crema fría de guisantes con menta

Crema fría de guisantes con menta


Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos, dieta adelgazamiento, comidas verano

¿No os parece que el guisante está un poco olvidado en nuestra dieta? Al menos como protagonista, casi siempre se cocina con jamón o bien como parte de otros platos como la salsa jardinera. Pero el guisante puede dar mucho de si y además está cargado de propiedades. Aunque pensemos que se trata de una verdura, lo cierto es que los guisantes son realmente una legumbre muy saludable, como todas ellas y gran aliada de una buena salud cardiovascular. Contienen una alta proporción de vitamina C y K y también buena parte de A y B1. En cuanto a los minerales destaca el hierro, fósforo, cálcio y magnesio. Son una fuente importante de hidratos de carbono, proteínas y fibra que ayuda a la reducción del colesterol en sangre y regula los niveles de azúcares, lo que los hace aptos para las dietas bajas en azúcares, ya que aportan glucosa de forma gradual al organismo manteniendo el índice glucémico sin "picos" gracias a los inhibidores de amilasa pancreática que proporcionan al organismo.
Ya hemos visto algunas de sus propiedades pero ¿y lo ricos que están? Hoy les vamos a dar protagonismo con esta deliciosa receta de Crema fría de guisantes con menta, muy fácil de hacer, deliciosa y digestiva y, además, fresquita para los días calurosos que se avecinan. Sin más, vamos a ver cómo prepararla.

Ingredientes para unas 4 personas 

Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos, dieta adelgazamiento, comidas verano

-850 g de guisantes congelados
-2 cebollas dulces pequeñas
-1 puerro
-1 litro de caldo de verdura casero
-Perejil
-Menta
-Cebollino
-Cúrcuma
-Sal, pimienta y AOV


Ingredientes para la crema agria (opcional)


-2 cucharadas de queso cremoso (en mi caso sin lactosa)
-Vinagre de sidra
-Limón
-Sal


Procedimiento:


Lavamos muy bien el puerro, prácticando una cruceta en la parte superior para quitar toda la tierra. Picamos y hacemos lo mismo con las cebollas. Ponemos un poco de AOV en una cacerola incorporamos el puerro y la cebolla y sofreímos. Mientras, calentamos el caldo hasta punto de ebullición. Cuando tengamos doradas las cebollas y el puerro echamos el caldo y dejamos que hierva de nuevo e incorporamos los guisantes. Añadimos sal, una cucharadita de cúrcuma y pimienta la gusto. Contamos desde que vuelva a hervir unos 5 minutos.
Vamos picando el perejil, la menta y cebollino, reservando de este último un poco para decorar.
Pasados los 5 minutos retiramos del fuego y añadimos las hiervas picadas.
Trituramos con batidora y pasamos por pasapuré o chino. Rectificamos de sal y pimienta y metemos a la nevera al menos 2 horas antes de consumir.
Servimos muy fría con cebollino picado y unas gotas de crema agria.

¿Cómo preparar la crema agria?

Es muy sencilla, tan solo tenéis que poner el queso en un recipiente y añadir un poquito de sal, vinagre y zumo de limón. Empezar a batir rápido y veréis como coge cuerpo y consistencia. Probad para rectificar de sal, vinagre o limón.

Consejos:


Esta crema fría de guisantes con menta se puede consumir caliente o templada, acompañada de huevo cocido, croutons o lo que más os guste.
Se puede dejar sin pasar por el chino, pero la textura será más "basta".
No cocinéis en exceso los guisantes, perderían nutrientes y para esta receta con los cinco minutos que os indico es más que suficiente.
No so pongo cantidades de menta por que es un sabor fuerte y debéis adaptarlo a vuestro gusto. Es mejor echar poco a poco sin pasarse y poder añadir más tarde. Para que os hagáis una idea yo le puse como 2 ramitas.

Espero que os haya gustado y que preparéis esta riquísima Crema fría de guisantes y menta que seguro que también gustará a los más peques de la casa.

Un abrazo, Alicia.

Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos, dieta adelgazamiento, comidas verano













Crema sin gluten, sin lactosa, apta para diabéticos, dieta adelgazamiento, comidas verano

martes, 11 de junio de 2019

Receta Batido de mango chai sin lactosa ni azúcares añadidos

Batido de mango chai sin lactosa ni azúcares añadidos


sin lactosa, sin azúcares añadidos, sin gluten, delicioso, batidos naturales,


¿Os apetece una merienda saludable y cargada de energía para después de un duro día de trabajo? Como imagino que la respuesta es sí, os presento mi Batido de Mango Chai. Para aquellos que os guste el sabor de las frutas tropicales y además el toque exótico de las especias os aseguro que es delicioso. Fácil de preparar, con ingredientes que solemos tener en casa y con un sabor increíble. Además, no contiene azúcares añadidos, gluten ni lactosa, por lo que es sano y fácilmente digerible gracias a las especias que contiene, utilizadas tradicionalmente en la medicina ayurveda para calmar el estómago.
El mango, aparte de su exquisito sabor, destaca por sus propiedades antioxidantes, vitaminas C, E y betacaroteno.
Os describo los ingredientes y cómo prepararlo.


Ingredientes para 2 vasos grandes:



sin lactosa, sin azúcares añadidos, sin gluten, delicioso, batidos naturales, - 150 ml de bebida vegetal
- 300 g de yogurt vegetal
- 1 mango maduro pequeño
- Chai: canela, jengibre, pimienta negra, nuez moscada, cúrcuma y clavo al gusto
- Copos de avena integral suave sin gluten
- Dátiles para endulzar opcionales



Preparación:


Pelamos el mango y lo troceamos. Echamos en batidora de vaso primero la bebida vegetal (en mi caso de avena) y el yogurt (en mi caso de avena pero puede ser de soja o con/sin lactosa si tomáis lácteos), añadimos el mango y batimos. Una vez conseguida una textura cremosa, añadimos las especias al gusto y volvemos a batir. Probamos para rectificar la intensidad de las especias o el dulzor. Adornamos con unos copos de avena (sin gluten en mi caso).
Si el mango está lo suficientemente maduro, no suele hacer falta añadir los dátiles. Ya depende de cómo os guste de dulce.

Consejos:


Os aconsejo beberlo bastante frío. Si os ha quedado un poco espeso para vuestro gusto, podéis añadir más bebida vegetal. Si queréis añadir los dátiles, os aconsejo ponerlos en remojo en agua durante al menos 1/2  a 1 hora, si no os habéis acordado de hacerlo previamente, está el socorrido truco de ponerlos en un poco de agua caliente para que se hidraten más rápido.

Espero que os haya gustado la idea y os animo a comentar que os ha parecido.

Un abrazo Alicia.

sin lactosa, sin azúcares añadidos, sin gluten, delicioso, batidos naturales,

martes, 4 de junio de 2019

Receta Zumo de agua de coco, manzana, espinacas y lima

Zumo de agua de coco con manzana, espinacas y lima



zumo fruta, verdura, sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, fresco, hidratante, saciante

¡Hola de nuevo! Con estos días de calor, apetece hidratarse mucho más y tomar cositas más frescas. Por eso, los smoothies o zumos de frutas naturales son súper apetecibles y además de sanos están muy muy ricos. Hoy os traigo un delicioso y refrescante Zumo de agua de coco, manzana, espinacas y lima.
Con las espinacas frescas, vamos a aportar al organismo vitaminas del grupo B, además de vitamina C, A, E y K y minerales entre los que destacan el magnesio, calcio y potasio. El agua de coco nos va a aportar mucha hidratación gracias a los electrolitos que contiene, por lo que este zumo también es ideal después de una intensa sesión de entrenamiento. La cucharadita de psyllium, es opcional ya que no aporta sabor, pero si es una fuente importante de fibra y nos ayuda a limpiar el organismo y en la digestión. Además, es muy saciante, por lo que se usa con bastante regularidad en dietas de adelgazamiento.
El zumo lo podéis preparar de varias maneras en función de los aparatos que tengáis en casa. Lo ideal es una licuadora, pero si no tenéis podéis perfectamente triturarlo en batidora de vaso y si no os gusta la textura colarlo con un chino o colador. Yo también uso un vasito que lleva incorporado un filtro en el que se pone la batidora de mano y, a la vez que bates, lo va colando.
Vamos a ver los ingredientes necesarios.


zumo fruta, verdura, sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, fresco, hidratante, sacianteIngredientes para 2 zumos:


-Dos medidas del vaso elegido para tomar el zumo de agua de coco sin añadidos
-El zumo de media lima
-1 manzana grande
-1 puñado de espinacas frescas
- Jengibre fresco al gusto
-1 cucharadita de psyllium (opcional)

Preparación:

Lavamos bien las espinacas, escurrimos  y troceamos. Pelamos la manzana y la troceamos. Cortamos un trocito de jengibre freso y lo pelamos. Echamos todos los ingredientes, excepto el psyllium,  en el vaso de la batidora. Primero echamos el agua de coco y luego el resto. Una vez colado el zumo echamos la cucharadita de psyllium y removemos bien. Y ya tenéis listo el delicioso Zumo de agua de coco, manzana, espinacas y lima para degustar. Si lo preferís más dulce podéis echar un poquito de xilitol, sirope de ágave o endulzante que deseéis.

Espero lo preparéis y disfrutéis. Si queréis podéis dejarme los comentarios y/o sugerencias más abajo , siempre son bienvenidos.

Un abrazo. Alicia.

zumo fruta, verdura, sin azúcar, sin gluten, sin lactosa, fresco, hidratante, saciante

lunes, 3 de junio de 2019

Receta Gachas de avena sin gluten con arándanos, frutos secos y semillas

Gachas de avena sin gluten con arándanos, frutos secos y semillas


Avena sana, porridge, gachas avena, frutos secos, arándanos, desayunos sanos, desayuno equilibrado, energía

¡Pero qué ricas están éstas Gachas de avena! En casa no nos cansamos de ellas. Son sanas, equilibradas y proporcionan energía extra para aguantar toda la mañana. Tampoco nos cansamos de repetir la importancia de un desayuno completo antes de salir de casa a nuestras labores diarias. Con este sencillo, pero a la vez muy versátil desayuno, podéis conseguir gran parte de la cantidad diaria recomendada de minerales (magnesio, cobre, hierro, zinc..) y vitaminas (del grupo B). Sin apenas calorías, rica en antioxidantes y muy digestiva, la avena es la reina de los desayunos sanos. Si además la completáis con semillas, frutos secos y fruta fresca se convierte en el mejor desayuno. Súper fácil de preparar, solo tenéis que dedicar 3 minutos y un poquito más de tiempo para que se enfríe para lograr este tesoro alimenticio. 

Vamos a ver cómo prepararlas.

Avena sana, porridge, gachas avena, frutos secos, arándanos, desayunos sanos, desayuno equilibrado, energía

Ingredientes para una ración:

- 1 taza de bebida vegetal (avena, quinoa, arroz...)
- 3 cucharadas colmadas de avena fina integral (en mi caso sin gluten)
- Arándanos frescos
- Frutos secos al gusto
- Semillas trituradas (en mi caso lino y chía)

-Canela al gusto

Preparación:

Ponemos la bebida vegetal en un cazo y añadimos la avena. Removemos y dejamos cocer a fuego medio aproximadamente 2 minutos. Volcamos en un recipiente y dejamos reposar. La avena doblará su volumen y espesará bastante la bebida. Echamos las semillas y lavamos los arándanos que incorporaremos junto los frutos secos.

Consejos:

Elegid un cazo o cacerola con el suficiente tamaña ya que, al cocer, el volumen de la leche se dobla pudiendo salirse por accidente.
Podemos añadir muchos y diferentes complementos que harán de nuestras gachas un desayuno diferente cada día: maca, cúrcuma, cacao puro, algarroba, todo tipo de frutas limpias y troceadas..

Os aconsejo esperar como 5-10 minutos una vez volcadas al recipiente, queman y guardan mucho el calor. Mientras podéis ir arreglándoos, echándoos vuestras cremitas, etc...así que no hay excusa para no desayunar sano y de forma natural, sin bollería industrial cargada de azúcares, colesterol y grasas saturadas.

Estas gachas también pueden prepararse con quinoa o trigo sarraceno en copos, aunque el sabor es diferente y más marcado.

Para los más golosos, si queréis un toque extra de dulzor podéis incorporar dátiles, uvas o ciruelas pasas o incluso un poquito de sirope de ágave o arroz.

Espero que os hayan gustado éstas Gachas de avena sin gluten y os invito a dejar vuestros comentarios.

Un abrazo a tod@s. Alicia



Avena sana, porridge, gachas avena, frutos secos, arándanos, desayunos sanos, desayuno equilibrado, energía




viernes, 31 de mayo de 2019

Receta Crema de calabaza con castañas, manzana y jengibre

Crema de calabaza con castañas, manzana y jengibre

calabaza, castañas, sin gluten, sin lactosa, dietas adelgazamiento, embarazadas


¡Hola de nuevo! ¿Cómo vais? Aprovechando que actualmente en el mercado podemos comprar la calabaza en cualquier estación, me he decidido a preparar esta sabrosa y sana Crema de calabaza y castañas. Las castañas también podéis comprarlas todo el año, las venden en bolsitas ya peladas y cocidas (como las del Mercadona que os pongo en la foto de abajo) o bien desecadas y solo tenemos que hidratarlas.
Sabéis que siempre me gusta contaros un poco las propiedades de los alimentos que usamos y es que a parte de comer por el sabor en nuestro paladar, deberíamos saber por qué ingerimos cada alimento. La calabaza es una de las verduras con más valores nutricionales,que existen. Debido a su alto contenido en agua y bajo aporte calórico, se emplea frecuentemente en dietas de adelgazamiento. Contiene minerales como el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro o el zinc, entre otros, además de su aporte en vitamina ácido fólico ideal para las embarazadas. Como otras verduras y hortalizas del mismo color, la calabaza tiene un alto contenido en betacarotenos, que son un aliado en la salud ocular. La calabaza nos va a ayudar en los procesos digestivos, es una aliada contra la hipertensión, regula el tránsito intestinal y muchas más propiedades. Por otro lado la castaña ses un fruto seco con un elevado contenido en fibra e hidratos de carbono (por lo que no debemos abusar de ellas) aunque tienen un aporte calórico relativamente bajo. Contienen minerales como fósforo, calcio, hierro, zinc, magnesio y grandes cantidades de vitaminas B1, B3, B6 y ácido fólico.

La Crema de calabaza y castañas es deliciosa, sana y se prepara de forma rápida. Tiene ese sabor dulzón propio de la calabaza y zanahoria que contrasta a la perfección con el ligero toque picante del jengibre. Os aseguro que no os defraudará. Vamos a ver cómo se hace y los ingredientes. ¡Muy fácil de verdad!

calabaza, castañas, sin gluten, sin lactosa, dietas adelgazamiento, embarazadas

Ingredientes para 4-5 personas:

-500 g de calabaza
-2 ó 3 zanahorias grandes
-Unas 10 castañas cocidas
-1 manzana grande
-1 cebolla dulce grande
-1 puerro grande
- Un trocito de jengibre fresco
- 1 1/2 litro de caldo casero de verduras
- Sal,
-Aceite de oliva
-Cúrcuma


Elaboración:


En una olla ponemos a calentar un poco de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla junto al puerro, bien lavado para evitar los restos de tierra (ver consejos). Mientras, vamos cortando el resto de verduras. Cuando la cebolla y el puerro estén transparentes agregamos la zanahoria, la calabaza, la manzana y el trocito de jengibre. Rehogamos bien y, cuando estén listas, echamos la sal y la cúrcuma. Removemos y agregamos el caldo que previamente habremos calentado. Dejaremos cocer durante unos 20-30 minutos (ver consejos abajo). Tras la cocción, trituramos con la batidora y rectificamos de sal si es preciso. Podéis servir con croutons (los hay sin gluten) , perejil, un chorrito de aceite de sésamo, semillas variadas, lo dejo a vuestra imaginación.

calabaza, castañas, sin gluten, sin lactosa, dietas adelgazamiento, embarazadas





Consejos: 

Para lavar el puerro tenemos que hacer una cruz en la parte superior después de haber cortado un poco las hojas. Lavadlo muy bien bajo el grifo, no queremos que la tierra eche a perder nuestra maravillosa Crema de calabaza y castañas. Si preparáis la crema en una olla tradicional, tendréis que usar algo más de caldo que en una exprés, en la que con cubrir las verduras será suficiente.

El tiempo de cocción en la olla normal es de 30 minutos, en la exprés será desde que empiece a salir el vapor 10 minutos (en total unos 15-20 min.), Para mi gusto queda mucho más rica en la olla tradicional.

calabaza, castañas, sin gluten, sin lactosa, dietas adelgazamiento, embarazadas
Si queréis la crema más fina, podéis pasarla por pasapuré o el chino después de triturarla con la batidora.
Si veis que ha quedado demasiado espesa añadir un agua templada sin pasarse, poco a poco.

Espero que os guste la receta y me comentéis cualquier duda o sugerencia. Os invito a probarla, de verdad que no os arrepentiréis, está muy muy rica dicho por todos mis comensales ;).
Podéis consultar más recetas de cremas saludables como esta de Espárragos blancos al curry o esta de Guisantes con menta
Un abrazo a tod@s y nos vemos de nuevo por El Arte de cuidar T. Alicia.

miércoles, 29 de mayo de 2019

Helado casero de frambuesa sin azúcar añadido ni lactosa

Helado casero de frambuesa sin azúcar añadido ni lactosa

helado casero, frambuesas, sin azúcar, sin lactosa, sin gluten

¡Ya tenemos el calor encima y lo que más nos apetece es un helado! Pero cuando miras la composición de muchos de ellos se te quitan las ganas, están cargados de azúcares, grasas saturadas. Y ¿qué hay de aquellos que no podemos tomar lactosa? pues que las limitaciones de sabor son enormes. Por eso y por que queremos cuidar nuestra alimentación ,hay muchas alternativas completamente naturales y que no sacrifican el sabor en el intento. Os traigo la receta de un delicioso helado casero de frambuesas que además de riquísimo no lleva azúcares añadidos ni lactosa. Es muy simple de hacer, económico y se prepara muy rápido y, en principio, no hace falta heladera. Si es cierto que el resultado no es el mismo, pero está igual de bueno, cambia un poco la textura (es como más cristalizada) pero más abajo os indico cómo hacerlo para que quede estupendo.

Ingredientes para 800 g aproximadamente de helado:


-300 g de frambuesas
-200 ml de leche de coco pura (sin aditivos fijaros en la etiqueta)
-10 dátiles sin hueso
-2 plátanos medianos maduros congelados
-1/2 cucharadita de vainilla en polvo pura
-2 ó 3 cucharadas de manteca de anacardos (si no tenéis triturad unos 50g de anacardos)
-Zumo de un lima pequeñita
-Pistachos al gusto.
-Unas hojitas de menta fresca.

Preparación:


El día de antes de la preparación, cortamos los plátanos en trozos, los ponemos dentro de una bolsa de congelar y los metemos en el congelador. Hacemos lo mismo con las frambuesas previamente lavadas y escurridas.
helado casero, frambuesas, sin azúcar, sin lactosa, sin gluten
Al día siguiente, comenzamos colocando los dátiles en agua caliente al menos durante media hora. Ponemos todos los ingredientes en una batidora potente de vaso y los batimos hasta conseguir una viscosidad muy cremosa.
Echamos en un envase que se pueda meter en congelador y lo dejamos al menos 5 horas removiendo cada cierto tiempo (cada 10 minutos al principio y después de la primera hora cada 30 minutos) para evitar que se formen pequeños cristales (ver nota más abajo).
A la hora de servir picamos los pistachos y los añadimos por encima y ponemos unas hojitas de menta.
Una cosa que descubrimos por casualidad, fue que al probar el helado mezclado con la menta estaba todavía más sabroso, así que creo que quedaría muy rico si picáis un poquito y lo mezcláis, pero eso ya lo dejo a vuestro gusto.

Nota: 


Al ser totalmente natural y no contener azúcares los helados naturales tienden a congelarse y cristalizar, por eso os explicaba el proceso de remover el helado. Además de esto tendremos que sacar el helado aproximadamente media hora antes de consumirlo. Otra opción es usar heladera con la que conseguimos una textura más cremosa aún.
No obstante, los helados comerciales no se congelan por la alta composición que llevan de azúcar (sobre todo de azúcar invertido) y de grasas saturadas, es la parte negativa de los helados caseros sin azúcar, pero están tan ricos que corremos el riesgo ¿no os parece?
Aquí os dejo un enlace de un estudio impactante de los ingredientes que contienen los helados y de los daños para la salud que conllevan en un consumo alto: https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/helados-azucar-aceite_de_palma_0_654085364.html

Un abrazo. Alicia

viernes, 24 de mayo de 2019

Batido de fresas, frambuesas y menta sin azúcar ni lactosa

Batido de fresas, frambuesas y menta sin azúcar ni lactosa

sin azúcar, sin gluten, fruta temporada, fresas, frambuesa, menta

Buenos días amig@s, después de un largo tiempo sin publicar, por problemas personales y falta de tiempo :(
volvemos con más fuerza y ganas que nunca, pediros disculpas por el "abandono". Seguimos en temporada de fresas que, como sabéis aquellos que habéis seguido mis recetas, es una de mis frutas favoritas y es tan versátil que podemos prepararla de mil y una maneras.
Hoy os traigo un exquisito batido de fresas y frambuesas, con menta y que no contiene ni azúcar ni lactosa. Los frutos rojos son muy nutritivos y tienen tantas propiedades que resultan imprescindibles en nuestra dieta. Tienen un alto contenido en vitamina C y por ello son antioxidantes, contribuyen a una buena salud coronaria ya que reducen el nivel de colesterol en sangre. Además, refuerzan nuestro sistema inmunológico, y algunos de ellos previenen infecciones como la cistitis. Pero eso no es lo mejor, si no su sabor, ¡a mi me chiflan!. Sin más demora os pongo los ingredientes y pasos para hacerlo.

Ingredientes para unos 3 vasos de batido:

-90 g de frambuesas
-250 g de fresas maduras. Reservad unas pocas por si queréis hacer la brocheta con chocolate.
-500 ml de bebida vegetal a vuestro gusto. Yo usé de arroz sin azúcar.
sin azúcar, sin gluten, fruta temporada, fresas, frambuesa, menta-4 dátiles o podéis añadir más si os gusta más dulce.
-Unas 18 hojitas de menta y alguna más para decorar.
-Chocolate puro para fundir.

Preparación:

Os aconsejo que los ingredientes estén bien fríos.

1-Ponemos un ratito los dátiles en agua templada.
2-Lavamos muy bien las fresas, frambuesas y  hojas de menta y           dejamos escurrir sobre papel secante.
3-Echamos todos los ingredientes, excepto la menta,  a una batidora de vaso potente y batimos hasta que estén bien triturados.
4-Empezamos a añadir poco a poco las hojas de menta y seguimos batiendo. Lo hacemos así para ir probando la intensidad. Yo le puse unas 18 hojitas pequeñas, pero lo dejo a vuestro gusto.
5- Para los que vayáis a hacer la brocheta, buenísima por cierto, poned el chocolate (con unas tres onzas grandes es suficiente) al baño María para derretirlo. Ensartamos 3 fresas en un palito de brocheta y regamos por encima con el chocolate.
6-Decoramos con hojas de menta y ¡a disfrutarlo!

Gracias por vuestra atención y, como siempre, os animo a dejar vuestros comentarios y sugerencias.

Un abrazo. Alicia.