martes, 25 de julio de 2017

Pan de molde integral de espelta con masa madre y semillas

Buenos días amig@s. Volvemos con otra rica receta de pan natural hecho en casa de forma artesanal y con masa madre, sin aditivos, colorantes y con tiempo, que es lo que requiere el pan con una buena fermentación que lo haga más digerible.
De nuevo me he decantado por la harina de espelta, con su ligero sabor a nuez para elaborar este pan semi-dulce con semillas. Aparte del sabor, la espelta es nutricionalmente muy distinta del trigo. Es mucho mas digerible, y contiene menor proporción de gluten y, aunque sigue sin ser apta para celiacos, es cierto que mejor tolerada por personas sensibles al gluten o con problemas digestivos. Además contiene un alto porcentaje de proteína de alto valor biológico, conteniendo aminoácidos difíciles de encontrar en otros cereales como la lisina. Es fuente también de minerales y vitaminas del grupo B. Todo ello ha hecho que la espelta esté tan de moda, después de casi desaparecer su cultivo, afortunadamente se está recuperando y está altamente valorada. Yo uso siempre ecológica, sale bien de precio y me garantiza la máxima calidad.
No os entretengo más y pasamos a ver cómo se realiza este maravilloso pan ideal para el desayuno.

Ingredientes:

-250 ml de bebida vegetal ó leche (ver comentarios).
-35-40 g de ágave más un poco para pintar el  pan.
-25 g de aceite de coco en estado líquido.
-200 g de Masa madre activa.
-150 g de harina de espelta blanca.
-250 g de harina de espelta integral.
-10 g de sal del Himalaya.
-90 g de semillas variadas (lino dorado, pipas girasol, pipas de calabaza, sésamo, chia.....).

Preparación:


Lo primero es juntar los ingredientes en un bol y mezclarlos bien con una espátula. Añadimos los sólidos primero (excepto las semillas)  después los líquidos y trabajamos la masa hasta que estén bien ligados. Este proceso se puede llevar a cabo en una panificadora o amasadora, pero sin abusar solo unos 10 minutos ya que el calor que aporta la máquina no beneficia a la masa. Dejamos reposar y volvemos a amasar otros 10 minutos.  Después de este amasado, yo utilicé el amasado francés que para que os quede claro como se hace os pongo este vídeo tutorial del Horno de Babette. Las semillas podéis añadirlas a mitad del amasado más o menos.



Una vez finalizado el amasado, pasamos al recipiente en el que vayamos a hornear (untado con un pelín de aceite) o bien a un banneton enharinado ligeramente, dejaremos fermentar tapado durante un mínimo 8 horas o hasta que la masa doble su volumen.

Precalentamos el horno a máxima temperatura con una bandeja dentro que contenga un vaso de agua. Después bajamos a 210º C, metemos el pan con cuidado de no quemarnos con los vapores que salen del agua y lo horneamos durante 10 minutos. A continuación, bajamos a 150º C quitamos la bandeja de agua  y horneamos alrededor de 45 minutos. Con este proceso para crear vapor, vamos a conseguir una corteza gruesa y dorada que caracteriza a los panes artesanales hechos con masa madre.
Cuando lo saquemos del horno le vamos a dar una capa de brillo con un poco de ágave o miel disuelto en un pelín de agua, lo pintamos y dejamos enfriar en una rejilla.
No lo partimos hasta que no esté completamente frío.


Comentarios:

Yo realizo este receta con bebida vegetal por que me gusta que quede más esponjoso como el pan de molde. Además lo suelo consumir en el desayuno con mermelada, por lo que me gusta el toque dulzón. Si queréis la podéis sustituir por agua normal.
Por otro lado, el aceite que yo le he puesto en esta ocasión es el de coco, que le aporta un sabor diferente y peculiar, pero igualmente podéis usar un aceite de oliva suave.
No os aconsejo usar solo harina integral, queda muy potente y más apelmazado. Además, la masa es mucho más difícil de manejar.
La masa madre que usé para ese pan era de centeno integral, la más agradecida y fácil de lograr. Tiene que estar muy activa y con las altas temperaturas que tenemos ahora es bastante simple.

Espero que os haya gustado. Os mando un fuerte abrazo.

¡Hasta pronto!

martes, 18 de julio de 2017

Sabroso desayuno en Magasand

¿Qué hay de nuevo amigos? Por fin, después de hace bastante tiempo, pudimos volver a nuestra deliciosa y divertida rutina de desayunar los fines de semana fuera de casa, probando nuevos lugares, sabores y disfrutando de la parte más divertida de este trabajo.
Como vengo haciendo desde hace un tiempo, trato de visitar locales en los que acepten la entrada de nuestros peludos y así encontré Magasand en uno de mis barrios favoritos, que solemos frecuentar, el barrio de Salamanca.
Magasand nació en julio de 2008 y su objetivo es proporcionar comida sana, en un formato rápido e informal. Aunque tienen varios locales en Madrid, no son franquicias se trata de un negocio familiar. Más abajo os dejo las direcciones.
El día que elegimos para desayunar fue el domingo y fuimos temprano porque suele ponerse hasta arriba. Por eso, sobre todo si vais con perritos, es preferible madrugar.
La decoración del local es bastante sobria pero funcional a la vez que elegante. El suelo y las paredes están revestidos  a base de cemento pulido también hay una pequeña mezcla de estilos que, a mi gusto, casan bastante bien. Concretamente, el local del barrio de Salamanca tiene dos pisos. En la parte superior donde se hacen las comandas hay dos mostradores y una hilera de mesas,y en la parte de abajo hay un pequeño salón con unas 5 mesas. Creo que el resto de locales de esa firma son algo más grandes pero muy similares en decoración.
En cuanto a la oferta gastronómica, que es realmente lo que nos interesa, es bastante variada. La carta comienza con los desayunos en los que podemos encontrar desde pack con diferentes opciones, bollería, yogurt, muesli, bagels, zumos y smoothies naturales. Después nos ofrecen cremas y gazpachos, ensaladas, tablas de quesos y embutidos. A continuación, tenemos los sandwiches por los que sobresale este local y que nosotros pudimos probar y creédme que son deliciosos y la carta termina con la oferta dulce como crepes, tartas y otros dulces.

Algo que no me gustó y que no queda muy claro (no hay nada que lo indique o al menos yo no lo vi), es que los domingos y festivos no hay packs de desayuno. Así pues después de estrujarme la cabeza pensando en que pedir (a veces soy muy indecisa jijiji) cuando llegué a la zona de comandas (luego os explico como va este tema) me llevé la sorpresa de que había que pedir por separado y salía más caro, así que cambié mi elección.
Al final me decanté por un Bagel Beef con roast beef, setas confitadas, mezclum de lechugas, mostaza y miel, y de beber un zumo de sandía con menta, lima y naranja. Mi acompañante pidió un café con leche y un rollito Wasabeef con pan de tomate, roast beef, wasabi, parmesano y cebolla caramelizada. Después compartimos una rica tarta de zanahoria (como no ;).
Nuestras impresiones muy positivas, todo estaba delicioso.
Mi bagel cargadito hasta arriba, cosa que no se suele suceder cuando algo lleva lechuga :(, en esta ocasión nada de eso, llevaba roast beef y setas en abundancia y estaba delicioso. El zumo natural y fresco. Y en cuanto a la rollito de mi acompañante uhmm superior, muy muy rico y jugoso, la pena que no sea un pelín más grande.
Por último, la tarta de zanahorias, estaba exquisita y un detalle que me encantó fue que pusieron la crema en un cuenco a parte, de tal manera que puedes echarte la que gustes, cosa que es de agradecer porque en otros restaurantes resulta empalagosa.

Sí he de poner algún pero. Por ejemplo, no me gustó que sin decir nada (es la clave) nos cobraran en cada café con leche un suplemento de 30 céntimos por ponerte leche eco,lo tendrían que advertir  y el cliente no se iría con mal sabor de boca. Tampoco me gustó el sistema de servicio, primero has de pedir en la zona de comandas y pagar por adelantado (tipo Burguer) y a continuación te sientas y el camarero te lleva el pedido a la mesa. Transmite una sensación incómoda, de falta de confianza con el cliente y de local de comida rápida. Pero bueno, lo mismo este concepto entre otro grupo de clientela funciona, yo solo doy mi opinión. El trato del servicio fue correcto, sin grandes halagos ni reproches, ni rápido ni lento, normal. Os digo esto por que he leído alguna crítica al respecto,  .
Por otro lado, Miru estuvo a sus anchas en el salón de abajo (sin soltarle por supuesto) pero no estorbó a nadie y viceversa, después entraron otros perrillos y sin problemas.

También comentaros que tiene un servicio de catering y de envío a domicilio. Además, sus locales se pueden alquilar para eventos. Y por último deciros que los fines de semana y festivos sirven un impresionante brunch por 18€ que tenemos pendiente de degustar.

Direcciones:

Magasand Salesas
Travesía de San Mateo n° 16

Magasand Retiro
Calle Columela n° 4

Magasand Deli
Calle Tomás Bretón n° 52



Página web: http://magasand.com/

Facebook: https://www.facebook.com/magasand/

Aquí os dejo el resto de fotografías que tomamos junto con la carta para que echéis un vistazo a la oferta y precio.

Un abrazo amig@s!


Carta completa del Magasand







Brunch de los domingos por 18€ 
















martes, 11 de julio de 2017

Huevos rellenos de atún con hummus

Receta huevos rellenos
¿Qué tal amig@? Por Madrid pasando menos calor del que pensábamos, aunque aún queda por llegar. En esta época del año, resultan ideales las recetas que podemos conservar en la nevera y que nos refrescan en las horas más calurosas como:el gazpacho de sandía, de melón o la limonada de sandía que además de nutritivas están deliciosas. Hoy os propongo un plato estrella, socorrido para cualquier momento y que además está rico de verdad, Huevos rellenos de atún y humus.
Como todas las recetas que os propongo son sencillos de hacer, sin grandes complicaciones. El huevo va a aportar a la dieta proteínas, vitaminas y minerales y el atún en lata (aunque con muchas menos propiedades que el fresco) también tiene su aporte en proteínas y vitaminas del grupo B sobre todo.
Como las latas contienen mucho sodio, me gusta elegir las que son de bajo contenido en sal, y si es para consumo en ensalada, prefiero unas de calidad con un buen aceite de oliva. En este caso como vamos a emplear aceite de oliva para cocinar el conjunto, usaremos las latas de atún al natural que, además, salen mejor de precio.

Vamos a ver como se hacen.

Ingredientes para 20 huevos:
receta huevos rellenos

-1 Cebolla grande
-4 latas de atún al natural
-10 huevos grandes
-2 tomates tipo pera
-1 pimiento rojo asado o pimiento morrón de lata   al gusto.
- Humus
- Para decorar opcional mermelada de pimiento, ketchup, aceitunas verdes o negras, yema de huevo hilada, pepinillo...




Procedimiento:

Lo primero es cocer los huevos para dar tiempo a que se enfríen. En una olla con abundante agua y sal y añadimos los huevos y ponemos a hervir. A partir de que empiece contamos 10 minutos. Después de ese tiempo, los lavamos con agua fría y dejamos que se terminen de enfriar.
Mientras cuecen los huevos, pelamos y partimos la cebolla, quitamos la piel a los tomates y los troceamos. Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén grande e incorporamos la cebolla, salamos ligeramente. Cuando este dorada, incorporamos el tomate y cocinamos durante unos minutos. A continuación, añadimos las latas de atún bien escurridas y el pimiento. Cocinamos todo el conjunto durante un rato. Rectificamos de sal.
Mientras se enfría el sofrito, vamos pelando los huevos y los partimos a lo largo. Sacamos las yemas y las incorporamos al sofrito mezclando todo bien. Por último añadimos a la mezcla 3 ó 4 cucharadas de humus.
Rellenamos los huevos ayudándonos de una cuchara y decoramos al gusto, en mi caso con mermelada de pimiento rojo y hummus.
 Tapamos con film transparente y dejamos enfriar en la nevera para servir bien fríos.
Espero que os haya gustado y que paséis muy buena semana.
Un abrazo a tod@s


Receta huevos rellenos