martes, 19 de abril de 2016

Creps especiales sin gluten con coco y mermelada de fresas casera


¡Qué bueno es desayunar por las mañanas de forma sana y con alimentos elaborados por nosotros mismos!. La receta de estos creps, la he elaborado especialmente para intolerantes al gluten y personas con una dieta baja en azúcares. Pero están riquísimos para todos eh??. Además, nos van a dar la fuerza necesaria para afrontar con vitalidad el resto del día.
Se tarda poco en prepararlos, si os levantáis un ratito antes, en unos 15-20 minutos están listos. Y si no os da tiempo entre diario, para los fines de semana que vamos más relajados. ¡No hay excusa para desayunar sano y bien!.
No os imagináis la textura que tienen. Nunca habréis probado un crep tan esponjoso. La harina de coco, le da más porosidad. eso sí,  precisamente por esto, son algo más complicados de dar la vuelta en la sartén. Pero con un poco de maña ¡todo se puede!.

Vamos a ver cómo se hacen.

Para prepararlos vais a necesitar:

-Una buena sartén antiadherente.
-Una espátula de silicona.
-Un recipiente alto.
-Una batidora de brazo.


Ingredientes para unos 10 creps:

-Dos huevos.
-Una taza de harina de arroz.
-Media taza de harina de coco.
-Dos tazas de bebida vegetal que      prefiráis (yo usé arroz).
-Dos cucharadas soperas de xilitol.
-Canela al gusto.
-Un puñado de nueces.
-Esencia de vainilla (opcional).
-Aceite de coco.


Procedimiento:

En un recipiente alto ponemos primero los huevos y la leche, esto se hace para que las harinas no se queden pegadas al fondo y no nos cueste integrarlas a la masa. Después, añadimos la canela, el xilitol y las esencias que queramos y, por último, las harinas.
Cuando tengamos bien batido todo, añadimos las nueces y seguimos triturando. La masa debe de quedar algo más espesa que en un crep normal.
Calentamos una sartén que sea antiadherente, ponemos la punta de una cuchara de café de aceite de coco. Tiene que estar muy caliente. Con una cazo de servir, removemos bien la masa y añadimos la medida de un cazo aproximadamente. Movemos la sartén para distribuir la masa.
Es imprescindible un paleta de silicona que nos va a facilitar mucho la tarea y no arañará la sartén. Cuando la masa lleva un ratito en la sartén, empiezan a salir burbujas. En otro tipo de crep, sería el momento de darles la vuelta, pero no en estos, tardan más. Ir despegando poco a poco los bordes y cuando veáis que ya no se pegan, introducimos la paleta de silicona hacia el centro y con un movimiento rápido pero cuidadoso le damos la vuelta.
Repetimos el proceso hasta acabar la masa.


Sugerencias:

Estos creps, no están demasiado dulces, pero si les vais a añadir confituras, siropes o crema de avellanas, están en su punto. Si sois muy golosos y podéis consumir azúcar, podéis añadirle en lugar del xilitol azúcar de coco, panela o el edulcorante que queráis. Lo bueno del xilitol, es que tiene un índice glucémico muy bajo y el sabor y textura es muy similar al del azúcar blanco.
También podéis elaborarlos sin nada de endulzante para hacerlos salados con jamón o pavo y queso. En ese caso, añadid un poquito de sal a la masa. O bien, anadir en la masa un plátano y así son aún más nutritivos.
Mi receta es con nueces, pero podéis añadir el fruto seco que queráis. En otras ocasiones los he hecho con almendras y también están deliciosos.
Otras sugerencias son: añadir esencia de limón o naranja (o cáscara).
Para servirlos, podéis acompañar de mermelada, crema de avellanas, de almendras, siropes..aunque solos están buenísimos.
Están muy ricos calientes, pero si os sobran, se conservan perfectamente unos 3 días y se pueden comer fríos o bien templarlos un poquito antes de comerlos.

Como estamos en plena época de fresas, os animo a preparar la mermelada que yo hice. Está riquísima y es muy natural.
La preparé en la panificadora, pero también podéis hacerla en una olla tradicional añadiendo un poco de agua y removiendo de forma continua..


Mermelada de fresas

Los ingredientes son:

-600 gr de fresas.
-12 dátiles remojados la noche anterior.
-1/2 sobre de gelatina neutra.
-Zumo de medio limón.



Procedimiento:

Limpiamos y lavamos bien las fresas. Las partimos a la mitad y las echamos a la cubeta de la panificadora. Deshuesamos los dátiles (yo los compro ya si hueso) y los troceamos, añadimos a la cubeta. Regamos con el zumo del limón y añadimos la gelatina.
Programamos la panificadora en el programa de confitura. En la mía, suele durar una hora y media, pero a la hora de cocción, ya estaba lista.
Cuando esté lista, la pasamos a un recipiente y la trituramos con batidora. En este momento rectificamos de dulzor, yo le añadí una cucharada de xilitol.
La podemos guardar en tarros de cristal bien limpios y secos, a ser posible si es para conservarla, hervir antes los botes. Si no vamos a consumirla toda, llenamos los botes hasta arriba con la mermelada caliente, los tapamos y los ponemos  boca abajo hasta que se enfríen.

Y ya tenemos nuestros maravillosos, esponjosos y ligeros creps con esta sutil mermelada casera de fresas. ¡Qué los disfrutéis!


0 comentarios:

Publicar un comentario