martes, 10 de enero de 2017

Empanadillas de espinacas y pasas

¡Buenos días! Comenzamos una nueva semana volviendo a la rutina después de las fiestas, y qué mejor manera que con una nueva receta. Esta vez se trata de unas ricas empanadillas de espinacas y pasas. Para aligerarlas en lugar de freírlas las he horneado, salen igual de ricas pero mucho más sanas y con menos calorías. Empleamos en esta receta las espinacas, importante fuente de calcio, hierro, potasio, magnesio, vitaminas como la A, C, K, grupo B y ácido fólico y también Omega 3. Para aquellos con problemas de sobrepeso las espinacas tienen un bajo aporte calórico y promueven el tránsito intestinal.
¡Vamos a hacerlas!

Ingredientes para 16 empanadillas:


- 600 g de espinacas congeladas o frescas.
- 1 paquete de masa para empanadillas (16 obleas       de las grandes).
- Jamón de York o pavo.
- Pasas al gusto.
- 1 cebolla grande.
- Queso rallado.
- Sésamo tostado.
- Aceite de oliva y sal.

Procedimiento:

Ponemos una cazuela con agua y sal a hervir. Cuando empiece la cocción añadimos las espinacas, cocemos ligeramente y escurrimos muy bien. Troceando la cebolla y el jamón york. A continuación, ponemos una cucharada de aceite en una sartén y salteamos la cebolla. Cuando esté bien doradita añadimos el jamón, las espinacas escurridas y las pasas. Salteamos y añadimos el queso rallado al gusto. Rectificamos de sal.
Dejamos enfriar el relleno un poco. Precalentamos el horno a 210ºC y, mientras, vamos rellenando las empanadillas ayudándonos de un tenedor para cerrarlas.
Forramos con papel de hornear la bandeja del horno (yo a veces aprovecho el mismo que viene de las obleas), vamos colocando las empanadillas y por último las pintamos con un poco de aceite de oliva y echamos sésamo por encima.
Bajamos el horno a 180º C y horneamos unos 15-20 minutos o hasta que estén bien doradas.


Consejos:

Comprad las obleas de empanadillas grandes, el tamaño pequeño es complicado de cerrar y el relleno tiende a salirse. Podéis sustituir el jamón por piñones u otro fruto seco como anacardos. En lugar de aceite, podéis pintar las empanadillas con huevo lo que les dará un tono más dorado. El queso rallado, puede sustituirse por queso de cabra, pero tened cuidado con el punto de sal o también por tofu para los que no toméis lácteos.
Si queréis restarle calorías y azúcar a la receta, no añadáis las pasas.


Espero que os haya gustado y, como siempre, os invito a dejarme vuestras sugerencias. Un abrazo. Alicia

0 comentarios:

Publicar un comentario