lunes, 22 de junio de 2015

Receta Pudding Yorkshire con crema agria y trucha ahumada


Para hacer esta receta, me inspiré en mi admirado Jamie Oliver. Estos puddings, son típicos de Inglaterra, y parece ser que se originaron durante la Edad Media. Cuando asaban la carne, para aprovechar los jugos, colocaban una masa debajo y ésta se iba cociendo.  
Hoy sigue siendo muy consumido y es típico servirlo los domingos acompañando al Roast Beef.
Sea como fuere, a nosotros nos ha gustado muchísimo. Son fáciles de hacer y sobre todo, muy versátiles, ya que los podéis rellenar de lo que queráis, incluso de dulce.





Para realizar unas 8 piezas de vais a necesitar:


-8 moldes tipo flanera. Tienen que ser metálicos.
-4 huevos
-leche
-harina (puede ser de trigo u otra sin gluten,   mirad abajo en sugerencias)
-sal
-Aceite de girasol

Ahora os indico porqué no pongo cantidades.

Para el relleno:

-3 cucharadas colmadas de queso tipo Philadelphia.
-Medio limón.
-Jengibre al gusto.
-Cebollino fresco picado al gusto.
-200 gramos de trucha ahumada (puede ser salmón ahumado o marinado, bacalao ahumado..lo que más os guste)

Procedimiento: 

1-Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a 190º.
2-Colocamos las flaneras en la bandeja del horno y echamos un poco de aceite de girasol en el interior, lo suficiente par cubrir la base del molde. No os paséis, de lo contrario se sale del molde y mancha toda la bandeja del horno.
3-Metemos las flaneras en el horno para que se calienten, unos 10-15 minutos. El secreto de estos puddings es que el molde sea metálico y estén muy muy calientes.
4-Mientras vamos haciendo la masa. Echamos en un vaso medidor los huevos y observamos la medida que marca. Echamos los huevos en otro recipiente que usaremos para batir después todos los ingredientes. Cogemos de nuevo el medidor y echamos la misma cantidad (en volumen, no en peso. Ver fotos), de harina y después de leche.
5-Una vez tengamos todo medido, salamos y batimos con batidora hasta que esté muy espumoso.
6- Sacamos con cuidado las flaneras del horno y echamos la mezcla en los moldes hasta casi llenarlos. Veréis, que con el aceite hirviendo, al echar la mezcla se empieza a cuajar un poco y hace un sonido peculiar, más abajo os dejo las fotos del proceso.
7-Cuando terminemos de rellenar los moldes, horneamos durante 20-25 minutos o hasta que estén doraditos. Dejamos enfriar y los comemos con lo que más nos guste.

ADVERTENCIA: no abráis el horno mientras suben!! se bajaran y se estropean.

Relleno

En mi caso, hice una crema agria y la acompañamos con trucha ahumada. Pero esta crema está tan rica, que incluso te la comes sola a cucharadas.
Tan solo tenéis que mezclar los ingredientes, ponemos el queso, el medio limón y el jengibre en un recipientes y mezclamos bien. Lavamos y partimos el cebollino y lo añadimos a la mezcla anterior. Partimos la trucha en lonchitas  la servimos acompañada de la salsa agria.


Consejos y sugerencias:

Podéis untar los puddings de lo que más os guste. Los hemos probado incluso con Nutela y están uhmmmm.
El aceite, al igual que en repostería, conviene que sea suave, por eso se suele emplear el de girasol o de coco. Poner la medida justa, con un poco es suficiente.
Como os explicaba, los moldes tienen que estar muy calientes, tened cuidado al sacarlos del horno por favor.
La harina a usar es de trigo de repostería. También probé a hacer mitad y mitad de trigo normal y de fuerza. Salen más consistentes tipo pan, los otros más ligeros. De igual modo salen buenísimos. Por supuesto, se pueden hacer sin gluten, preferiblemente utilizando una mezcla tipo schär.
La leche que yo usé fue de soja sin azúcar, pero podéis hacerla con leche normal u otro tipo de leche vegetal.
La receta original, se realiza en los moldes de cupcakes, esos que son una base unida con varios agujeros, pero como yo no tenía, usé las flaneras de metal y el resultado fue muy bueno, puesto que cabe más cantidad de masa y por tanto suben más, quedando súper suaves y esponjosos.

Estoy segura de que si tenéis invitados y les hacéis este plato triunfaréis!

Flaneras
Nivel de aceite a poner.
Lo que ocupan los huevos.
Misma cantidad de leche.
Misma cantidad de harina.
Leche de soja sin azúcar que he usado.
Textura espumosa de la masa.
Al verter la masa comienza a hervir.
Creciendo en el horno.
Crema agria con cebollino.
Súper esponjoso!!.
Y hueco!!.
Echamos la crema.
Y una lonchita de trucha. Y a chuparse los dedos.
Estos son los hechos con mezcla de harina de trigo normal y de fuerza.
Crecen algo menos y son más densos.
Pero igual de buenos!!







0 comentarios:

Publicar un comentario