lunes, 25 de mayo de 2015

Receta Leche de almendras

La leche de almendras, para mi una de las más ricas en sabor, es un excelente aliado para nuestra salud. Además de ayudar a mantener buenos niveles de colesterol y triglicéridos, es una de las más digestivas y,  tiene un poder altamente alcalinizante en el cuerpo. Muy aconsejable para personas que sufren de gastritis.
Posee un alto contenido en potasio y, gracias a su gran cantidad de fibra, favorece al transito intestinal y la salud del colon.
No contiene ni gluten ni lactosa, por lo que es perfecta para personas con alergias e intolerancias.
También es baja en sodio, por ello muy recomendable para personas hipertensas o que siguen una dieta baja en sodio.
Después de describiros las bondades de esta deliciosa leche, os dejo mi receta para hacer una casera de muy buena calidad y sabor.




Vais a necesitar lo siguiente:

-De 150 a 200 gr. de almendras naturales crudas sin pelar. A mi me sobra con 150.
-1 litro de agua mineral o de grifo.
- Edulcorante (opcional) a gusto. Yo uso dátiles, pasas, panela o azúcar de coco.

Procedimiento:

El procedimiento es similar a varios de los descritos en las otras leches vegetales. Debéis poner la noche anterior en remojo las almendras, con suficiente agua para cubrirlas. Si vais a usar dátiles o pasas para endulzar, también debéis ponerlas en remojo la noche anterior.
Al día siguiente, tirar el agua de las almendras y pasar a vaso de batidora, añadir los dátiles deshuesados. Moler durante al menos un minuto. Colar la preparación como soláis hacer habitualmente, con bolsa de leche, colador..Yo siempre os aconsejo una simple bolsita de organza, práctica y barata.

Y a disfrutar de esta rica y sanísima leche vegetal.

0 comentarios:

Publicar un comentario