martes, 1 de agosto de 2017

Brunch contundente en el Carmencita Bar

En otra de nuestras salidas por Madrid para tomar el brunch nos decantamos por el ya archiconocido Carmencita bar. Tuvimos que hacer reserva con anticipación ya que el local se llena y, además, es muy pequeñito por lo que siempre os sugiero que si vais con perretes, a parte de avisarlo, intentéis ir pronto.
Lo primero que me llamó la atención del local fue la gran afluencia de público y el ambiente  joven y distendido que se respira. A pesar de su tamaño, en ningún momento nos encontramos agobiados o incómodos y considero que es  un muy buen lugar donde pasar un rato agradable con tus amigos. El local está decorado con motivos vintage y con mezcla de colores y mobiliario  de diferentes estilos, algo muy habitual últimamente por los locales del centro de Madrid..
Carmencita bar es muy cosmopolita, por lo general siempre hay gente de muchos lugares del mundo, de hecho, tienen un intercambio de idiomas los martes por la noche donde aprender y pasar un rato entretenido.
El servicio nos gustó mucho, camareros rápidos y encantadores, mantiene la calma en todo momento a pesar del bullicio y son verdaderamente efectivos y eficaces.
De martes a jueves se sirve un menú del día con opción de brunch, hamburguesas o ensaladas por 10 € y los viernes, sábados, domingos y festivos se sirve el brunch de fin de semana.
Tenemos pendiente volver a probar las famosas hamburguesas de Carmencita Bar que dicen que están buenísimas.
Elegimos el domingo para visitar el local y tomamos el brunch con sus riquísimos y más que generosos huevos Benedictine.
En el brunch se puede elegir los que vienen dos unidades (en mi caso los pedí de salmón y aguacate acompañados de ensalada y otro de mis acompañantes  pidió los dos huevos con bacon y patatas hash brown): También hay un brunch con huevos triples que como podéis ver en la foto son para comensales con estómagos potentes. Todo ello acompañado de zumo de naranja y café o infusión, más el postre que en nuestro caso fueron una rica tarta de chocolate y otra jugosa de zanahoria.
Más abajo os dejo todas las cartas para que veáis las diferentes opciones que hay.
Todo estaba muy rico. La salsa de los huevos muy buena, algo menos grasa que la salsa holandesa convencional. Las hash brown riquísimas y las tartas estupendas.
La verdad es que es un brunch contundente y después os aconsejo andar un poco para bajar las miles de exquisitas calorías consumidas, pero un día es un día, ¿verdad?. Os animo a visitar el Carmencita Bar, fueron muy amables con Miru y por supuesto con nosotros también. Un local sin florituras ni postizos que triunfa por su buen hacer y su simpatía.

Aquí abajo os dejo el resto de fotografías.

Un saludo ;)

E-mail
carmencita@carmencitabar.com
Teléfonos
915 23 80 73
679 183 399
Dirección
Calle de San Vincente Ferrer, 51
28015 Madrid
Horario
12h – 17h / 19h – 2h : Martes – Viernes
12h a 2h:  Sábado
11h a 17h: Domingo
Cerrado: Lunes


Página web: http://www.carmencitabar.es/

Página Facebook: https://www.facebook.com/carmencitabar





 Miru relajado y feliz esperando a ver si nos convencía con su carita de que le diéramos un poco de los huevos...


Parte del mobiliario que decora el Carmencita Bar

0 comentarios:

Publicar un comentario