domingo, 5 de julio de 2015

Receta crudivegana de Melaza de dátiles

Hoy, os presento la forma más sencilla de hacer una mermelada casera sin complicaciones, sin largos procesos de cocción y además deliciosa. Para hacerlas necesitaréis:

Ingredientes:

-Misma cantidad de dátiles que de agua. Por ejemplo 100 gr. de dátiles y 100 gr. de agua.
-Una batidora de vaso o procesador potente.



Procedimiento:

Ponemos a remojo los dátiles la noche anterior. Al día siguientes, pesamos los dátiles sin hueso y calculamos en gramos la misma cantidad de agua (siempre os aconsejo que mejor mineral para que os dure más).
Troceamos los dátiles, y los ponemos en el vaso de batidora y echamos la mitad del agua. Ponemos la batidora a la máxima potencia y cuando estén triturados vamos añadiendo el resto del agua. Debe quedar una cosistencia tipo confitura. Si vierais que os habéis pasado de agua, podéis añadir algún dátil más. Aunque no hayan estado en remojo, si es una batidora potente puede con ellos perfectamente. Por último, la metemos en un bote de cristal y conservaremos en la nevera. Os durará bastantes días. Si cuando la destapéis tiene agua por encima, tan solo tenéis que removerla y estará en perfectas condiciones. Creedme cuando os digo que es adictiva. Podéis untarla en el pan,  añadir a nuestras leches vegetales, al café, a postres, a lo que queráis.
Si además queréis ir modificando, podéis ir probando alternativas. Por ejemplo, añadir una manzana y algo de canela y reducir el agua a la mitad del peso de los dátiles. O intentadlo con otras frutas, como el melocotón de plena temporada.
Es una forma fantástica de tener una mermelada casera sin someter a las frutas a a altas temperaturas y que, por consiguiente, pierdan propiedades.
Un abrazo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario