domingo, 26 de abril de 2015

Receta Leche de avena

Continuando con las leches vegetales, os enseño a preparar otra de mis favoritas, la de avena.
La leche de avena es de muy fácil digestión. Posee un alto contenido en fibra y, a la vez que sacia, ayuda a reducir el colesterol.
También es rica en vitamina B que, entre otras funciones, ayuda a bajar los niveles de estrés .
Además, esta receta no contiene azúcar, ya que le he añadido dátiles y por lo tanto es apta para personas que sigan dietas bajas en azúcares.

Para prepararla vais a necesitar:

-60gr. de copos de avena suaves.
-1 litro de agua, preferiblemente mineral.
-De 8 a 10 dátiles deshuesados(depende del tamaño o de lo dulce que os guste la leche).
-Canela, esencia de limón, corteza de limón, vainilla (podéis elegir el que queráis o simplemente con los dátiles).



Preparación:

La noche anterior poner en un recipiente grande los copos de avena y el litro de agua. Remover, tapar y dejar reposar toda la noche. Hacemos lo mismo con los dátiles, ponerlos en remojo cubiertos de agua, que luego desecharemos.
Al día siguiente, picamos con la batidora los copos de avena, y cuando los tengamos listos, añadimos los dátiles escurridos y sin hueso y volvemos a picar.
Pasamos la mezcla por colador fino o bolsa de filtrado para leches vegetales (más abajo os comentaré un truco para hacer esto).
Guardamos en una botella de cristal muy limpia y conservamos en la nevera. Nos dura unos 4-5 días.
Está muy rica, y como siempre os digo, podéis darle otros sabores con piel de naranja, limón, canela, vainilla...Tengo que deciros, que para el verano está riquísima con canela y limón, me recuerda al sabor de la leche merengada.
Respecto al tema del filtrado os diré que lo más cómodo son las bolsas, los coladores son engorrosos, puesto que tienden a atascarse y hay que ayudarlos con una cuchara. Las bolsas de filtrado son caras, aunque duran tiempo, pero tenemos otras alternativas baratas e igual de eficaces, las bolsitas de organza. Las suelen vender en los chinos, en el departamento de regalos. Las hay de muchos tamaños, elegir uno mediano.
Simplemente echar la leche vegetal batida y la escurris con la mano, apretando bien. Son geniales, puesto que no dejan pasar los trocitos sólidos y al hacer fuerza con la manos se aprovecha muchísimo lo que filtréis ya sea avena, arroz, almendras..
Los restos del filtrado se pueden congelar para usarlos en galletas y bizcochos.
Probadla y me contáis!

Feliz lluvioso Domingo.








0 comentarios:

Publicar un comentario