miércoles, 14 de diciembre de 2016

La importancia de un buen descanso. Dormir bien alarga la vida

Sí, como lo oís, dormir la cantidad correcta de horas y lograr un sueño de calidad, puede alargar nuestra vida en más de un  25% según estudios llevados a cabo. Fundamentalmente, se debe a que la falta de sueño aumenta el estrés oxidativo dañando nuestras células y disparando la producción de cortisol (hormona del estrés) que puede dañar gravemente nuestro ADN, además de otras consecuencias negativas.
Por desgracia, la mayoría de nosotros vivimos una vida muy activa a veces llena de preocupaciones familiares, laborales o de salud. Todo esto nos hace padecer nerviosismo, ansiedad y estrés. Si éstas condiciones no se ven acompañadas de un buen descanso, nos pueden acarrear graves problemas físicos y mentales como: taquicardias, aumento en la presión arterial, insomnio crónico, cambios de carácter y comportamiento, aumento de peso, alteraciones en la producción de hormonas, aumento en la probabilidad de padecer ictus, etc.
Por otro lado, los beneficios de un descanso de calidad son muchos: mejora nuestro estado de ánimo y autoestima, refuerza el sistema inmunitario, reduce estrés, favorece la concentración y mejora la memoria, la piel se recupera de los daños causados durante el día, mejora el rendimiento intelectual, etc.

Consejos para dormir mejor

Hay muchas cosas que pueden mejorar nuestro descanso. A continuación os menciono algunas.

- Lo primero que debemos intentar es desconectar de nuestros problemas y pensamientos negativos. En ocasiones, es realmente difícil dejar de lado nuestras preocupaciones. Por ello, podemos optar por técnicas que nos ayuden como la meditación o relajación mediante la respiración.

- Tenemos que intentar dormir al menos 7 u 8 horas en el caso de adultos y  los pequeños deben dormir algo más (depende de la edad). El trasnochar o el levantarse muy tarde, tampoco ayuda a un buen descanso. Una buena rutina horaria hará que coinciciliemos mejor el sueño, nos  levantemos más descansados y rindamos mejor.

- La elección de un buen colchón es fundamental. En el mercado existen multitud de opciones incluso personalizables. Una buena elección es un colchón viscoelástico, en el que podremos conseguir un descanso reparador y de calidad.

- La alimentación es otro factor importante a la hora de lograr un buen descanso. Evitar bebidas excitantes, no realizar cenas copiosas e intentar cenar al menos 2 horas antes de irnos a dormir son claves para lograr un buen descanso.

- Es fundamental practicar algo de ejercicio a lo largo del día como yoga, pilates o natación. No se aconseja que se practique a horas muy cercanas de irse a la cama. Sí es aconsejable dar un paseo relajante.

- Si aún así tenemos problemas para coinciliar el sueño, disponemos de muchas alternativas naturales que nos pueden ayudar. Por ejemplo, podemos tomar una infusión relajante antes de dormir a base de melisa, tila, manzanilla o lavanda. También podemos incluir cápsulas de valeriana con pasiflora que además nos ayudarán a la relajación muscular.

- Hay personas a las que les sirve de ayuda tomar un vaso de leche antes de dormir. Esto se debe a que la leche aumenta los niveles de serotonina gracias al triptófano (un aminoácido esencial) que contiene.

- Una ducha o un baño caliente también nos ayudará, y si es acompañado de una buena música relajante y una correcta iluminación mucho mejor.

- Por supuesto, si hay un problema grave de insomnio habrá que consultar a profesionales de la salud para que nos ayuden a rectificarlo.

- Debemos evitar distracciones que nos pongan nerviosos. A algunas personas les perturba el sueño ver la televisión, jugar con consolas o el estar pendientes del teléfono móvil. Leer puede ayudar a relajarnos, a la vez de ayudarnos en la concentración y culturizarnos. Además, se aconseja no mantener en el dormitorio ningún aparato eléctrico, especialmente móviles y ordenadores.

- El pijama no debe ser ajustado ni demasiado grueso.

- La temperatura de la habitación tampoco debe ser excesiva, debe estar en torno a los 17º C.

- El aire de la habitación debe estar reciclado lo máximo posible. Hay que ventilar por las mañanas y, por las noches,  no dejar la puerta del dormitorio completamente cerrada para que se renueve.

Así pues, espero que si tenéis problemas para dormir pongáis en práctica estos consejos y ¡buenas noches!


Post patrocinado por Khama colchones viscoelásticos

0 comentarios:

Publicar un comentario