sábado, 1 de agosto de 2015

Como abrir un coco fácilmente.


-Un pelador de fruta o patatas.


Por fin me he decidido a hacer esta entrada. Por petición popular, voy a intentar enseñaros a abrir un coco. La verdad, es que es una pena que por que parezca difícil o enrevesado abrirlos, nos perdamos esta maravillosa fruta cargada de propiedades. Además, están bastante económicos, alrededor de 90 céntimos de euro la pieza, de la que sale mucha carne y agua, riquísima por cierto.




Lo primero es preparar los materiales:

-Un buen martillo.
-Un colador.
-Un recipiente para echar el agua.
-Una bayeta vieja.
-Un sacacorchos.
-Un cuchillo de punta.
-Un cepillos de cerdas.
-Un envase hermético con tapadera.





1-Lavamos el coco bien debajo del grifo quitándole todo lo que podamos de los pelillos externos. Así, evitamos que nos caiga suciedad cuando extraigamos el agua.


2- El coco, tiene 3 agujeros, de los cuales, normalmente, solo se abre uno. Cogemos el sacacorchos y buscamos el que se abra de nuestro coco, tan solo tenemos que colocar encima de cada agujero el sacacorchos y el que se hunda es el correcto. Cuando lo encontremos, presionamos con el sacacorchos hasta el tope del mismo y se oirá, literalmente, una salida de aire que indicará que vamos bien.






3-Una vez bien abierto el agujero, ponemos el colador en un recipiente donde vamos vaciando el agua del coco. Reservamos. Podéis probar un poquito, pero no os paséis!!! ya sé que es deliciosa y difícil no beberse toda, pero es necesaria para conservar el coco en la nevera después.



4- Ahora, procederemos a abrir el coco. Para ello, vamos a observarlo. Veréis que tiene unas betas o nervios que lo atraviesan longitudinalmente en ambas direcciones. Agarramos el coco con la mano izquierda (si somos zurdos al revés je je). Ponemos la bayeta encima de una de las betas, y con el martillo, golpeamos con fuerza sobre la beta, las veces que sean necesarias para que se vaya abriendo.
Lo normal, es que el coco se abra longitudinalmente, pero a veces, lo hace por donde quiere ;).




5- Ya tenemos el coco semiabierto, pero deberemos hacer trozos más pequeños para  manejarlos mejor. Para ello, seguimos golpeando hasta conseguirlo.







6- Cuando tengamos los trozos, habrá que despegar el coco de la cáscara dura. Cogemos un cuchillos con punta, y CON MUCHO CUIDADO, vamos haciendo palanca entre cáscara y fruta.




7- Después de esto, veréis que el coco tiene una parte marrón oscura y la pulpa blanca. El pelar esta parte marrón, es opcional, hay gente que se la come. Yo prefiero pelarla, uso un pelador de frutas que me facilita la tarea. Otra opción, es lavarlo bien y sin pelar guardarlo en un recipiente con su agua y cada vez que cojamos un trocito lo pelamos. Lo dejo a vuestra elección.



8-  Ya pelado el coco, lo lavamos bajo el grifo y lo ponemos en un recipiente hermético con el agua.




El coco,os aguantará abierto unos 3 días. Veréis que el agua, con el paso de los días, se pone un poco turbia, no pasa nada, sigue igual de rica, y podréis beberla cuando se termine el coco.

A abrir todos cocos!! ya me contaréis vuestra experiencia. Un abrazo

0 comentarios:

Publicar un comentario