jueves, 5 de enero de 2017

Wok de verduras con salsa de naranja

¡¡Buenos días!! Después de los excesos navideños ha llegado el momento para empezar a cuidarnos de nuevo. Si os da pereza preparar una cena sana, que a la vez sea fácil y sabrosa, os invito a probar esta receta: wok de verduras con salsa de naranja. La salsa de naranja le da un gusto delicioso y oculta un poco el sabor de las verduras para aquellos que os cueste más comerlas. La podéis tomar sola o como acompañamiento de carnes y pescados.

Para preparar esta receta necesitaréis:

Ingredientes para 3-4 personas:

-1 Calabacín grande.
-1 Zanahoria grande.
-1 Puerro.
-8 flores de brócoli.
-8 Champiñones frescos.
-El zumo de 2 naranjas.
-2 Cucharadas de salsa de soja.
-Aceite de oliva y sal.
-Semillas de sésamo para servir (opcional).

Procedimiento:

Exprimimos las dos naranjas y echamos en el zumo dos cucharadas de salsa de soja y reservamos. A continuación, pelamos el calabacín y la zanahoria y los troceamos en tiras. Después, lavamos bien los champiñones, les quitamos el pie y los laminamos finos. Seguidamente, lavamos muy bien el puerro bajo el grifo haciendo un corte en forma de cruz, lo secamos y cortamos en rodajitas. Por último, separamos las flores de brócoli quitando el tronco grueso y las lavamos bien. Echamos unas 2 cucharadas de aceite de oliva en un wok o sartén, dejamos calentar ligeramente y volcamos todas las verduras. Vamos removiendo con mucha frecuencia par que no se quemen. Cuando estén casi hechas añadimos el zumo de naranja y la soja. Rehogamos unos minutos más y rectificamos de sal.
Podemos servir con semillas de sésamo por encima.



Consejos:

Es muy importante lavar bien las verduras, en especial el puerro y los champiñones para evitar que quede tierra. La sal no se añade hasta el final de la cocción por dos motivos, el primero es  por que la salsa de soja contiene bastante sal y por lo tanto podemos rectificar probando al final de la cocción. Yo utilizo la de Kikoman baja en sal, el resto me saben extra fuertes. Y el segundo motivo es que si añadimos la sal al principio de la cocción el champiñón va a soltar mucha más agua.
Cuando limpiemos el brócoli, podemos reservar los troncos para una vez bien pelados añadirlos a nuestras cremas de verduras, por ejemplo de calabacín.

Espero que os haya gustado y si la preparáis dejadme vuestros comentarios para saber qué os ah parecido. ¡Hasta la próxima y que se porten bien los reyes esta noche!

3 comentarios:

  1. Interesante. Gracias por el dato sobre los tronquitos del brócoli

    ResponderEliminar
  2. Gracias Olmar! Si, la mayoría tiramos los troncos del brócoli que contienen muchas propiedades. Pero para poder usarlos, recuerda pelarlos muy bien con un pelador de lo contrario te quedarían hebras..

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar