miércoles, 20 de enero de 2016

Amapola Bio-cosmetics, cosmética natural viva

El mes pasado, pudimos disfrutar de una charla gratuita en Espacio Orgánico, impartida por Ana Isabel de Andrés, directora técnica, promotora y fundadora de Amapola Bio-cosmetics. En esta charla, Ana Isabel nos habló de forma amplia de las grandes diferencias entre la cosmética natural y la cosmética comercial o tradicional.
Ana Isabel, es farmacéutica y cosmetóloga pero, ante todo como ella misma dice, amante de la naturaleza y por ello le tiene un profundo respeto.
Debido a sus necesidades e inquietudes personales, comenzó a formular con plantas, guardando así el máximo respeto al medio ambiente y a los animales. Así e, como allá por el 2001 nació Amapola Bio-cosmetics. Bi-cosmetics cuenta hoy con más de 120 puntos de venta y representación en España, Japón e Italia.
Ana Isabel en plena conferencia
Como ella misma cuenta, los inicios fueron duros, pero gracias a su tesón y esfuerzo y la colaboración de muchos, Bio-cosmetics, aboga por una cosmética 100% natural, lo que implica que no se usen colorantes, perfumes artificiales, conservantes, derivados petrolíferos, etc. Tampoco, por supuesto, testan en animales y utilizan envases reciclados. No se emplean embalajes innecesarios, que contaminan el medio ambiente y que, además, encarecerían el producto final.
Nuestra piel también se alimenta

 Como nos explicó Ana Isabel, las diferencias entre la cosmética convencional y la natural son muchas. La primera diferencia es en cuanto al aspecto. La cosmética natural presenta un textura, olor, color y untuosidad diferentes. Por ejemplo, como no se usan fijadores del olor, tan solo se usan aceites esenciales naturales, el olor es intenso al principio pero desaparece progresivamente en poco tiempo, a diferencia de la cosmética convencional que tiene un olor intenso y que, gracias a los fijadores bastante dañinos por cierto para el ser humano, perdura durante horas. El color es el que los principios activos le otorgan.
Otra diferencia es la caducidad, los cosméticos naturales tienen un período de uso corto, ya que no llevan conservantes, si no que son los propios aceites esenciales los que  funcionan como tal. El color del producto final, nunca va a ser igual, dependerá de la cosecha de plantas, influida por la estación, clima etc. Por el contrario, la cosmética comercial, se elaboran en cadena sin modificar ninguna característica de un bote a otro.
Muestras que muy amablemente nos dieron para probar
Otra diferencia, es que en la cosmética natural se usan principios activos vivos (plantas) como principio activo mayoritario, mientras que en la cosméticas convencional se emplea una parte muy pequeña de principios activos, que además suelen estar sintetizados. La mayoría de la composición de una crema comercial es a base de excipientes, conservantes, aceites minerales, derivados del petróleo, etc. Por ello, la cosmética natural, tarda más tiempo en actuar que la convencional, sin embrago, su efecto es a largo plazo, mientras que la cosmética convencional tiene un resultado efímero, perdiéndose en cuando deja de usarse.


Maravillosa limpiadora de saponaria que adquirí
La mayoría de las composiciones de Biocosmetics, son aptas para veganos, solo algunas formulas incluyen miel y cera de abejas, lo cual está perfectamente indicado en la composición.
Por supuesto, todos sus ingredientes proceden de agricultura ecológica, sin uso de pesticidas ni herbicidas, que contaminan altamente el medio y están certificados por el sello Bio Vida sana.
Y por último, contaros que en la cosmética convencional se usa agua irradiada para eliminar la carga bacteriana, al contrario que en la cosmética natural en la que se agua destilada y aguas florales.
Durante la charla, nos dieron a conocer sus productos y nos regalaron muestras de cada uno de ellos. La experiencia ha sido tan buena, que decidí adquirir varios de ellos, entre otros la crema de rosa mosqueta y la limpiadora facial en crema.
Muestras con folletos explicativos de como usar cada gama

En los días que llevo usándolas, he experimentado una mejoría notable de mi piel, poros más cerrados, nada de rojeces y un aspecto más hidratado y liso en general. La rosa de mosqueta es regeneradora y cicatrizante y además, previene la formación de arrugas. La composición de esta crema es la siguiente: Water (Aqua), Rosa Moschata Oil*, Aloe Barbadensis Extract*, Persea Gratísima (Avocado) Oil*, Cetearyl Alcohol and Cetearyl Glucoside, Glycerin*, Triticum Vulgare (Germ) Seed Oil, Rosmarinus Officinalis Extract, Benzoic Acid, Sorbic Acid, Dehidroacetic Acid, Benzyl Alcohol, Citrus Paradisi Peel EssentialOil, Cananga Odorata Flower Essential Oil, Limoneno. *ingrediente ecológico certificado.
En su página web, tenéis la composición y descripción detallada de cada uno de sus productos, http://www.amapolabio.com/.

La increíble crema de Rosa Mosqueta

Mi hija está usando la crema facial de Bardana y ortiga, para pieles grasas y también la de caléndula para pieles sensibles que, por cierto, huele genial a aceite esencial de pomelo,  y está encantada con el resultado. Tenía la piel con muchas marcas debidas a los granitos y le ha mejorado considerablemente. Desde luego, Amapola Bio-cosmetics no tiene nada que envidiar a marcas más caras como Dr. Hauschka o Logona, yo he usado ambas y me quedo con Amapola.
Me gustaría comentaros, que está entrada la estoy escribiendo de forma desinteresada. Bio-cosmetics no me patrocina, ni me ha dado productos a probar. Con ello quiero mostraros mi opinión neutral y totalmente fiable en base a mi experiencia sobre estos productos y que, por supuesto, cada uno decida la cosmética que desee utilizar.
La marca vende de forma online y en varios herbolarios nacionales. Concretamente, yo la compro en Espacio Orgánico en Alcobendas.
Os dejo las fotos de la charla y de los productos, además de todo el catálogo que posee la marca.
Ya me contaréis si decidís probarla y cómo os va.
Por cierto, tienen línea para hombres. Así pues, ya no hay excusa para que nuestros chicos no se cuiden ;).

Un abrazo


Catálogo completo de Biocosmetics que incluye; líneas faciales de todo tipo, aceites esenciales, jabones, línea solar, limpiadoras, etc.

Línea facial de Rosa Mosqueta

Línea facial: limpiadora, crema de aloe vera, exfoliante de albaricoque..

Leche corporal de Hipérico, crema anticelulítica, crema Camino de Santiago (para pies y piernas cansadas)

Línea de bebé

Bálsamos de caléndula, hipérico, menta y tomillo

Línea de Argán para una alta hidratación

Línea de hombre

Lína solar

Aceites esenciales

Jabones naturales

Aceites corporales y sales del Mar Muerto

















0 comentarios:

Publicar un comentario