martes, 14 de febrero de 2017

Coca de verduras sin gluten

¡Buenos días y feliz San Valentín para tod@s aquellos que lo celebréis! Comenzamos el martes con una receta sin gluten y otra manera de comer verduritas. Se trata de una Coca de verduras muy versátil ya que, una vez hecha la masa, podéis ponerle lo que gustéis: ahumados, todo tipo de verduras, setas y champiñones, aceitunas, quesos, tofu, lo que se os ocurra. Yo, para hacerla más sana, tan solo le puse verduras y las anchoas son opcionales (si queréis hacerla en versión vegana).
En esta ocasión he utilizado trigo sarraceno sin gluten, pero ya sabéis que podéis prepararla con todo tipo de harinas, si bien es cierto que con el trigo sarraceno necesita algo más de cerveza para que la masa ligue mejor, al igual que si la hacéis con harinas integrales.
¡Vamos a ver cómo se prepara!

Ingredientes para una coca de aproximadamente 2-3 personas:



Preparación:

Primero preparamos la masa, para ello echamos la cerveza en un bol grande junto con el aceite de oliva, mezclamos y echamos el harina poco a poco integrando bien todos los líquidos y removiendo con  una lengua de silicona. Por último, añadimos la sal, el ajo en polvo y las hierbas provenzales al gusto.
Pasamos la masa a una superficie enharinada y trabajamos con las manos hasta que veamos que liga y que ya nos se nos pega en las manos, quedará algo aceitosa. Hacemos una bola y la envolvemos en film transparente y dejamos reposar mientras preparamos la verduras.
Retiramos la bandeja del horno y lo precalentamos a 180 º C. Lavamos el calabacín y lo cortamos en rodajas muy finitas (mejor con una mandolina). A continuación, lavamos y cortamos la berenjena en láminas, la salamos ligeramente y la doramos en una sartén (este paso es opcional pero queda mejor de sabor y la piel más cocinada). Lavamos y quitamos las pepitas de los pimientos y los cortamos en tiras. Por último, lavamos los tomatitos y los partimos por la mitad.
Ahora es el momento de estirar la masa. Ponemos un papel de hornear en la bandeja del horno y colocamos la masa en el centro. La vamos extendiendo con las manos o rodillo hasta dejarla relativamente fina.. No importa que no quede perfecta, si lo deseáis podéis recortar los bordes para que quede más presentable.
Así debería de quedar la masa

Una vez extendida la masa, colocamos encima el calabacín, los pimientos, la berenjena, los tomates troceados y salamos al gusto.


Regamos con un poquito de aceite de oliva y horneamos unos 25 minutos con la parte de arriba y abajo del horno (si tenéis horno con ventilador el tiempo se reduce algo más).

Coca después de hornear. Falta por añadir la rúcula y las anchoas

Transcurrido el tiempo de horneado, sacamos con cuidado la bandeja del horno y colocamos la rúcula por encima y las anchoas. Servimos con otro chorrito de aceite de oliva y ¡a disfrutar de nuestra coca!.

Coca lista para servir con la rúcula, las anchoas y un chorrito de aceite de oliva


Comentarios: El color de la masa preparda con el trigo sarraceno quedará oscuro después del horneado y el resultado es algo más seco y quebradizo que con harina de trigo.
Dependiendo de la harina que uséis, tendréis que añadir algo más de cerveza, la masa debe ligar y no pegarse en las manos.

Espero que os haya gustado y que vuestros San Valentines os traigan mucho amor. ¡Hasta pronto!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada