jueves, 3 de julio de 2014

Remedio natural para las bolsas de ojos con café y té

Las bolsas bajo los ojos, esas temidas enemigas. Las bolsas, pueden estar provocadas por la acumulación de líquidos, por una presencia de grasa localizada, por origen genético y por la edad. Las bolsas de origen acuoso, se deben a una retención de líquidos debido a que nuestro riñón no ha sido capaz de drenarlos. En ocasiones, los responsables de esta retención son la falta de sueño o exceso de él, el cansancio, el exceso de alcohol y tabaco, mala alimentación, consumo excesivo de sal y el pasar largas horas sin parpadear con la frecuencia debida, como el estar muchas horas frente al ordenador, consolas etc. Pero también los factores hormonales influyen bastante. Fíjate si los días previos a la menstruación tienes retención de líquidos y te levantas con las antiestéticas bolsas bajo los ojos. Para evitarlos, puedes dormir con la cabeza un poco más elevada de lo normal, beber abundante agua durante el día, tomar infusiones diuréticas, como la cola de caballo o diente de león, y sobre todo, deja de lado la sal, en especial en las cenas. Para diferenciar las bolsas acuosas de las de grasa, debemos observar su comportamiento durante el día. Las de agua, suelen ir desapareciendo o menguando a lo largo del día, mientras que las de grasa permanecen invariables. Otra forma de saberlo es la siguiente, presiona ligeramente el párpado, en el caso de bolsas por retención,, se forma un pequeño hoyuelo que desaparecerá lentamente; en el caso de bolsas por grasa,  no se forma el hoyuelo. Lamentablemente, aunque hoy en día hay muchos tratamientos para mejorar las bolsas de grasa o las genéticas, lo único que las hará desaparecer definitivamente va a ser la cirugía,la conocida como blefaroplastia.Y en el caso de las genéticas, incluso después de la cirugía, pueden volver a aparecer.

El truco del que vengo a hablaros hoy, sería aplicable y efectivo solo para  las bolsas formadas por líquidos. Es bastante sencillo. Tenéis que poner un cazo con un vaso de agua a cocer. Cuando rompa a hervir, añadir una cucharada grande de café (con cafeína) y una bolsita de té, mejor si es negro ya que contiene más teína. Después, lo dejáis enfriar y lo coláis. Lo tendréis que poner en un botecito de cristal en la nevera. Cuando esté bien frío, cogéis un disco desmaquillante de algodón y lo cortáis por la mitad. Mojad los medios discos en la infusión fría, escurridlos un poco (no mucho para que se peguen bien a la piel) y, con la piel limpia de cualquier resto de maquillaje o crema, los colocáis bajo los ojos por al menos 30-40mins. A continuación, secar con un poquito de papel y aplicáis vuestro contorno de ojos. También podéis limpiar con un poco de tónico por si han quedado restos. La infusión, aguanta varios días en la nevera, al menos una semana. El efecto desinflamatorio de la cafeína y de la teína hará que las bolsas disminuyan notablemente, siempre y cuando no sean de grasa o genéticas. Ponedlo en práctica y me contáis.

0 comentarios:

Publicar un comentario