martes, 20 de septiembre de 2016

Crema fría de calabacín, manzana y coco

Raw crema calabacín
Aunque el calor ya no nos acompaña, esta cremita fría es ideal para una cena sana y nutritiva. Está realmente deliciosa gracias al ligero dulzor de la manzana y el toque fresco de la hierbabuena.
El calabacín, es un alimento hipocalórico, ya que contiene casi un 95 % de agua. Además, entre sus componentes nutritivos destaca su contenido en minerales, calcio, fósforo, magnesio y potasio.
La leche de coco, nos va a aportar hidratos de carbono, proteínas, minerales, vitaminas del grupo B, C y minerales.
El aguacate tiene un alto contenido en vitamina E y en Omega 3, además de vitaminas como la A, C, K, D y B. También contiene magnesio para que podamos mantener un sistema músculo esquelético sano, y potasio que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
Lo interesante de esta crema es que se realiza en crudo. Por lo tanto, no estamos perdiendo ningún nutriente al someterla al calor y no solo eso, si no que añadimos el extra del aceite de oliva virgen en crudo para aumentar aún más sus propiedades.
Aparte de todas estas cualidades, lo más importante es que está muy rica y es muy rápida y fácil de preparar.

Ingredientes (para cuatro personas):

- 1 calabacín grande.
- 400ml de agua.
- 1 bote de leche de coco (fijaos que solo contenga coco y agua).
- 1 aguacate muy  maduro.
- 1 Manzana grande tipo Fuji.
- 1 limón o lima.
- Sal y pimienta.
- Aceite de oliva virgen.
- Hierbabuena fresca.
Topping al gusto: daditos de manzana, dados de pan tostado (sin gluten si no podéis tomarlo), brotes germinados...


Preparación:

Raw crema calabacín, vegana
Necesitaréis una batidora de vaso o bien una de brazo potente.
Ponemos en el vaso de la batidora el agua y la leche de coco. A continuación, pelamos el calabacín, lo añadimos en trozos y batimos hasta que se triture todo bien. Después, pelamos el aguacate, lo troceamos, añadimos y volvemos a batir. Echamos el zumo de un limón (o lima si os gusta más), sal, pimienta al gusto y un buen chorro de aceite de oliva y la manzana pelada y troceada. Lavamos un puñadito (no mucho) de hierbabuena y lo añadimos. Trituramos todo junto y rectificamos de condimentos.
Metemos la crema en la nevera y, cuando esté bien fría, servimos con los topping que queramos. El más rico, para mi gusto, es el de trocitos de manzana, pero podéis ponerle el que más os guste.
Espero que os haya gustado y la disfrutéis.
Buena semana a tod@s.
Alicia.

2 comentarios: